Roban más de 30 computadoras en la Escuela 738 del barrio San Cayetano

Los delincuentes -que conocían las instalaciones- primero rompieron la reja del portón de entrada y luego la de la ventana de la sala de informática. De esa forma accedieron al interior y se llevaron más de 30 computadores, entre notebook y netbook. Allí estaban los trabajos con los que iban a competir los alumnos en la Feria Nacional de Ciencias.

La Escuela Provincial 738, ubicada sobre las calles Kaiquen y Pieragnoli, sufrió en los últimos años numerosos atentados y robos que perjudicaron a la comunidad educativa y que nunca fueron esclarecidos. El edificio no cuenta con un cerco perimetral, por lo que son varios los grupos que periódicamente acceden a su perímetro en horarios nocturnos. Allí es frecuente la ingesta de bebidas alcohólicas y otras sustancias.
El pasado 20 de julio, niños de unos 8 a 10 años rompieron 45 vidrios reforzados en el colegio, lo cual afectó una gran cantidad de aulas en las que estudian 880 alumnos en tres turnos. En esa ocasión la directora, Marcia Jara, afirmó: “son chicos a los que en algún momento vamos a recibir en la secundaria".
Antes de ello, el 27 noviembre 2012, la escuela fue saqueada por delincuentes que ingresaron tras barretear las rejas de la puerta de emergencia. De la secretaría de la institución se llevaron una impresora, mientras que de la sala de equipos informáticos de Conectar Igualdad se alzaron con un monitor y un CPU.
La historia vuelve a repetirse y a provocar gran indignación en las autoridades escolares que ven vulnerada la seguridad del establecimiento, a pesar que se encuentra con todas las aberturas enrejadas e incluso las puertas poseen cadenas con candados.
De acuerdo a los datos obtenidos por El Patagónico, el atraco se produjo entre las 22 del viernes -cuando concluyó el horario nocturno- y las 10 de ayer, hora en que concurrió el portero a abrir la escuela para los estudiantes que tenían actividades deportivas y extraescolares.
Se presume que actuó más de un delincuente que conocería las instalaciones del edificio porque ingresaron por la ventana de la sala de informática. Previo a ello, los sujetos destrozaron un tramo de la reja del portón que se encuentra sobre la calle Kaiquen.

TRABAJOS PERDIDOS
Una vez en el interior de la escuela, los delincuentes se llevaron una treintena de netbooks y notebooks que habían sido donadas por una operadora petrolera. No sólo se trató entonces de la pérdida de los aparatos informáticos que utilizan los alumnos, sino que además en los equipos se encontraban los trabajos que prepara un grupo de estudiantes que participará de la Feria de Ciencias que tendrá lugar en la provincia de Mendoza.
El aula fue preservada por la policía de la Seccional Sexta por más de tres horas hasta que concurrió el único móvil de la Policía Criminalística que estaba de servicio ayer en esta ciudad. Los policías levantaron huellas y rastros para tratar de identificar a los autores. También se esperaba contabilizar la cantidad exacta de computadoras robadas.
Luego de conocido el ilícito se hizo presente en el colegio el director del turno noche, Ricardo Aramayo, quien se mostró preocupado por el nuevo acto delictivo que sufre el establecimiento.
El sistema de alarmas no se activó debido a que se encuentra en reparación después del atentado en el que destrozaron los vidrios de las aulas, el cual ocurrió hace más de un mes. Por otro lado, la escuela no cuenta con sistema de emergencias debido a que todas las puertas se encuentran enrejadas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico