Robaron en la casa de un periodista y abusaron de su mujer

Dos delincuentes asaltaron la casa del director de una radio de la ciudad bonaerense de San Antonio de Areco, donde violaron a su esposa y robaron dinero, entre otros elementos.

"Fue una clara alerta de amenazas y aprietes, es un mensaje", señaló la víctima, Sergio Hurtado, director de FM Luna de esa localidad, situada a 117 kilómetros al noroeste de la Capital Federal, ya que en reiteradas ocasiones denunció la problemática de las drogas en la zona.

Los autores del robo y la violación "son vecinos nuestros, todos los conocen, venden droga. Mi esposa está mal. Es muy probable que nos vayamos de Areco", sostuvo Hurtado, en declaraciones a Radio 10.

Por otra parte, el periodista pidió este domingo a la gobernadora María Eugenia Vidal que "intervenga la comisaría de San Antonio de Areco" porque, tal como viene denunciando a través de su medio de comunicación, hay "efectivos con problemas de adicción" y de esa forma "no van a poder trabajar seriamente en este tema", advirtió.

Además, "hay complicidad y la gente lo sabe, lo venimos denunciando hace mucho tiempo", manifestó en referencia a la policía local, aunque también destacó la acción de efectivos "honestos" que combaten la venta de drogas.

El hecho del que fue víctima se inició cuando dos delincuentes irrumpieron en la vivienda del barrio Plan Federal, donde reside junto a su esposa y dos hijos menores de edad.

El periodista relató que mientras dormían, la familia escuchó ruidos extraños en la casa, pero rápidamente descubrieron a los delincuentes en el dormitorio.

Según relató Hurtado, los dos hombres portaban una pistola y armas blancas y de manera violenta comenzaron a exigir una suma de 27 mil pesos, aunque la víctima explicó que sólo contaba en su casa con 3 mil o 4 mil pesos.

Hurtado fue encerrado en el baño bajo amenazas durante 15 minutos y su esposa, que estaba en la habitación, fue violada en dos oportunidades, de acuerdo con el relato de las víctimas al portal Bosco Producciones.

Según el testimonio de Hurtado, los delincuentes se encontraban "muy drogados" y afirmó que pudo constatar que "afuera había alguien custodiando la casa".

Los asaltantes se llevaron dinero, celulares y otros objetos de la vivienda, además de dinero, y se fueron, pero al ver que continuaban cerca, la familia comenzó a cerrar las puertas y ventanas ya que "seguían afuera", dijo Hurtado.

El hijo mayor de Hurtado, de 15 años, encontró un celular en desuso que utilizaron para llamar a la policía, quienes llegaron al lugar rápidamente, junto a la asistencia médica.

Los identificados tienen 21 y 18 años y el fin de semana pasado había robado a otra familia, pero fueron liberados, tras lo cual cometieron el asalto al periodista.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico