Robaron en una casa y se llevaron hasta pelucas y extensiones de cabello

Juan Ezequiel Hernández y Alfredo Morales fueron sorprendidos ayer a la madrugada por la Policía cuando se llevaban objetos de dos viviendas del barrio Jorge Newbery en las que sus ocupantes estaban de vacaciones. Además de pelucas y extensiones de cabello, se llevaban una fotografía de una mujer de nacionalidad dominicana. A Hernández el año pasado ya lo habían detenido robando en viviendas del mismo sector.

Ayer a las 2, la Policía sorprendió en la avenida Rivadavia al 2.200 a dos hombres cuando sustraían elementos de dos viviendas en las que los moradores estaban de vacaciones. Los detenidos fueron identificados como Juan Ezequiel Hernández (33) y Alfredo Morales (45). Se llevaban dos televisores Led de 32 pulgadas, un monitor de PC, dos equipos de música, una sandwichera y vestimenta.
La Policía de la Seccional Segunda los sorprendió con dos pares de zapatillas, un teclado y una frazada floreada. Los sospechosos habían cargado en una mochila, dos camisas y un pantalón, además de un tensiómetro.
Pero lo más llamativo del botín recuperado por la Policía en manos de Morales y Hernández fueron dos pelucas femeninas y una extensión de cabello. También se llevaban una fotografía de una mujer de nacionalidad dominicana, así como una pequeña cajita con aros y cadenas y otra con la inscripción "Hello Kitty" con pulseras, brazaletes y relojes.

CON ANTECEDENTES

En marzo del año pasado, Hernández había sido detenido por Policía de la Seccional Cuarta y de Infantería en Rivadavia al 2.400, dos cuadras más al sur de donde ayer fue detenido. Tenía en su poder entonces un televisor LCD de 42 pulgadas, un equipo de pesca y una impresora.
En setiembre del 2014 fue detenido en la escalera de Los Aromos y Rivadavia en el barrio Las Flores porque tenía vigente un pedido de captura por una causa de abuso de armas instruida en la Comisaría Cuarta de Puerto Madryn. En esa oportunidad, estaba sindicado como uno de los presuntos protagonistas de un tiroteo frente a la escuela Ceferino Namuncurá, aunque más allá de las sospechas la Policía no pudo reunir pruebas de que hubiese participado del tiroteo.








Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico