Robo y destrozos en taller mecánico y agencia de autos

Desconocidos ingresaron en la madrugada del martes a la agencia "Nación Automotores", ubicada a pocos metros del Gorosito, donde robaron algunos elementos. Además, los vehículos de un taller mecánico contiguo fueron destrozados y a uno de ellos le sustrajeron dos cubiertas.

Caleta Olivia (agencia)

El hecho fue descubierto por empleados que en la mañana de ayer se aprestaban a abrir el galpón de la agencia, ubicado sobre la calle Senador Almendra al 300, donde se guardan los automóviles y camionetas, ya que el martes no pudieron dar apertura por una falla eléctrica que no les permitía elevar el portón.
Por ese motivo, en la víspera los encargados decidieron forzar el acceso, notando que alguien había dejado sin luz el lugar bajando la llave de la térmica, como así también la existencia de un boquete de alrededor de 50 centímetros de diámetro en una de las paredes que da al patio interno de un taller mecánico.
Inmediatamente uno de los encargados, Marcelo Quintana, se comunicó con la guardia de la Seccional Primera de Policía para informarles del hecho, haciéndose presente una comisión de efectivos tanto de esa dependencia como de la División Criminalística.
En el interior del galpón se halló una pala de acero que habría sido utilizada para realizar el boquete, descubriendo luego que a través del mismo robaron crickets y llaves de rueda.
Cabe mencionar que un día antes de ser descubierto este hecho, es decir el martes, el propietario del taller lindante, Hugo Alberto Regensburger, había denunciado en la misma comisaría que desconocidos provocaron destrozos en los cristales y carrocería de al menos cuatro vehículos que se encontraban en el patio interno para ser reparados, robando además dos cubiertas de uno de ellos.
Una de las hipótesis que manejaban los investigadores es que se trata de los mismos sujetos que utilizaron el cricket y la llave de rueda que robaron de "Nación Automotores" para extraer dos cubiertas de una Peugeot Partner que se encuentra en el patio del taller.
Los efectivos analizaban las cámaras de seguridad de los comercios cercanos para tratar de identificar a los autores de los hechos, presumiéndose que se trata de menores de edad, teniendo en cuenta el escaso diámetro del boquete.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico