Robo y persecución en el barrio Máximo Abásolo

A punta de pistola obligó a un conductor a despojarse de su vehículo e intentó darse a la fuga por el camino Roque González, sin conseguirlo abandonó el auto y se escapó a pie. En la misma zona donde el ladrón detuvo su marcha hallaron una moto que fue robada esta madrugada.

Este mediodía, un vecino de la zona del barrio Máximo Abásolo estacionó en la calle Huergo al 4600 para comprar algunos productos, al retornar al vehículo fue abordado por un joven de unos 20 años quien a punta de pistola lo obligó a entregarle las llaves y huyó raudamente.

De inmediato, la víctima dio aviso al personal de la Seccional Séptima por el robo de un Volkswagen GOL, dominio BCR 005. Con las características del auto, móviles que andaban en la zona comenzaron la persecución del ladrón que escapó tomando el camino alternativo Roque González.

Los efectivos además, alertaron a personal de la comisaria de General Mosconi para realizar un operativo cerrojo e impedir que siga su camino. Al sentirse acorralado, el ladrón tomó el camino de los molinos e ingresó al terreno de una chanchería, sin escapatoria abandonó el vehículo y escapó corriendo.

Con la llegada de refuerzos se rastrilló el lugar, pero entre la maleza y desperdicios en la zona no se pudo dar con el delincuente. Sin embargo, para sorpresa del personal policial se encontró una motocicleta que había sido robada durante la madruga.

Alrededor de las cinco de la madrugada vecinos de la calle Altavista denunciaron que la motocicleta que tenían estacionada en la vereda había sido sustraída.

Entre los dos episodios podría haber una conexión y estar detrás la misma banda, por lo cual personal de la Seccional Septima trabaja ahora para dar con el delincuente que fue perseguido este mediodía. Aunque, hay indicios de quien podría ser, aún no se pudo concretar una detención por estos robos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico