Roca, el equipo que no compra el discurso de los consagrados

"Vine a un club que desde el inicio me hizo sentir 'buena vibra' y eso quieras o no suma a la hora de trabajar", sostuvo el técnico Hugo Puntano, quien analizó el futuro del plantel el año próximo, donde pretende no ir de mero espectador.

Admite estar relajado por el objetivo conseguido, pero también tiene autocrítica el entrenador Hugo Puntano al hablar de General Roca, el equipo que se consagró campeón la primera parte del año, y que en la 11ª fecha del último fin de semana aseguró el ascenso a la Primera A del fútbol de Comodoro Rivadavia al ganarle por 2 a 1 a Próspero Palazzo.
Lejos del marco de festejo, el lunes por la noche fue un día más de trabajo en la institución de avenida Polonia, donde jugadores consagrados y los que se van haciendo esperaban para el entrenamiento diario.
"Yo me equivoco ante USMA, en un partido que iba empatado y nosotros ganando en la cancha. Y por la ansiedad de querer ganarlo lo saco a mi pibe (Darío) y pongo a Jorge Iannolo, luego viene el penal, las expulsiones. Entonces luego venimos a jugar desarmados contra Rada Tilly. Y la verdad tuve miedo de que se nos escape el objetivo del ascenso, porque había mucha expectativa. Ya sea por el invicto y por salir campeones en el inicio", se sincera Puntano en diálogo con El Patagónico.
La clave fue el recambio, donde el DT le dio lugar a la Reserva y le dio rodaje con jugadores como Nicolás Romero, que aún lesionado salió ante el "aguilucho". Y el lunes fue uno de los presentes para el trabajo diario.
Roca nunca compró el discurso de los consagrados. De hecho cuando llegó Puntano en soledad sabía que venía por el ascenso, pero eso no fue lo que más le sorprendió.
"Vine a un club que desde el inicio me hizo sentir 'buena vibra' y eso quieras o no suma a la hora de trabajar. Eso no tiene precio. Aparte yo vine a sumar a un plantel que Carlos Rodríguez ya había consolidado y con el cual había logrado el ascenso desde la C. Yo traje cinco refuerzos. Pero acá ya había una base", recalca.
El DT tampoco compra el discurso del entrenador que es garantía de la gloria, porque también supo conocer la derrota con Ferro. En vez de ello, destaca a cada miembro de su cuerpo técnico que se sumó a la empresa.
"Pudimos lograr lo que logramos porque respetamos a los chicos que estaban. La idea es esa, respetar ese proceso. Por ahí vamos a sufrir bajas porque algunos de los jugadores con más experiencias se quieren retirar. Yo solo espero que con la dirigencia no le erremos a la hora de traer refuerzos. Porque tampoco queremos ir a la 'A' a ver qué pasa y volver a descender. Y eso de por sí va a ser difícil porque te vas a enfrentar a equipos grandes", destaca Hugo.
Compromiso con la palabra, con aquellos que dejaron todo para que Roca tenga este presente. Y con el rol que le tocó asumir cuando vino como DT. Y que Puntano validó cuando Marcelo "Topo" Márquez lo llamó para venir a trabajar a Huracán. Y Puntano le agradeció pero lo rechazó, porque no se dejan equipos a mitad de proceso.
"El premio fue mayor", sostiene Puntano entre risas. De hecho, ahora sí lo va a volver a ver a su compadre Márquez, pero del otro lado de la cancha.
Un equipo con perfil bajo, solemne en los festejos. Y con el objetivo de no ser 'un equipo fugaz' en la Primera local. Eso espera Roca para el año que viene, y no errarle con los refuerzos, porque a veces un solo 'consagrado' puede arruinar un plantel. Puntano lo sabe, y espera no errar a la hora de reclutar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico