Rodrigo Soto seguirá preso hasta que adquiera firmeza su condena

La revisión de oficio que se realiza a todos los condenados cuyas sentencias no se encuentran firmes se efectuó por Rodrigo Soto, quien está condenado por el homicidio de Anahí Copa, ocurrido el 8 de diciembre de 2015. El tribunal revisor confirmó el mantenimiento de la medida de coerción hasta que la sentencia adquiera firmeza y rechazó la prisión domiciliaria que solicitó la defensa.

La audiencia para revisión la prisión preventiva de Rodrigo Soto se llevó a cabo el miércoles en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y el tribunal fue integrado por los jueces Mariel Suárez y Mariano Nicosia. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal general, Camila Banfi, mientras que el imputado fue asistido por el defensor Alejandro Fuentes.
En ese marco, la fiscal solicitó al tribunal que mantenga la prisión preventiva de Soto a partir del peligro de fuga existente en la causa y recordó que en junio del año pasado fue condenado en primera instancia a la pena de 13 años de prisión por haber sido declarado penalmente responsable del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.
A todo esto, la acusadora pública destacó que en segunda instancia la Cámara Penal, por unanimidad, confirmó la condena en 13 años de prisión con similar calificación legal, es decir se obtuvo un doble conforme. Solo resta resolver un recurso extraordinario presentado por la defensa ante la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia de Chubut. Por todo ello, solicitó al tribunal que se mantenga la prisión preventiva de Rodrigo Soto.
En contraposición, el defensor se opuso al pedido de mantenimiento de la medida de coerción y requirió su prisión domiciliaria, en el domicilio donde fue detenido y siempre residió. La condena aún no está firme, no hay peligro de entorpecimiento y tampoco peligro de fuga, argumentó el defensor. La mera expectativa de pena y el doble conforme atenta contra el derecho constitucional de presunción de inocencia. Se observa en su rostro que permanentemente ha sido maltratado y todos saben la condición de hacinamiento de la cárcel. Éstas no deben ser para castigo, sino para la reinserción social de los detenidos según el artículo 18 de la Constitución Nacional. Por ello, reclamó el arresto domiciliario hasta que la sentencia quede firme.
Tras escuchar a las partes, el tribunal resolvió mantener la prisión preventiva de Soto hasta que la sentencia quede firme, o bien hasta que pase en calidad de cosa juzgada. Esto en base a la existencia del peligro de fuga y la existencia de elementos fuertes que presumen su fuga en base a la gravedad del hecho que se le atribuye. El estado de inocencia subsiste, pero el avance del proceso y las dos sentencias en su contra han resquebrajado el peligro de fuga.
Hay que recordar que el homicidio que tuvo como víctima a Anahí Copa ocurrió el 8 de diciembre de 2015, alrededor de la 1:40, cuando los imputados Soto y Diego Serrano se dirigieron a bordo de un vehículo hasta el frente del predio que ocupaba la familia Nieves, en el barrio Quirno Costa, con quienes tuvieron previos enfrentamientos. Serrano conducía y Soto iba en el lugar del acompañante.
Según la Fiscalía, Soto sacó parte de su cuerpo fuera de la ventanilla y efectuó disparos en contra de la familia Nieves. Tres de esos proyectiles impactaron en la víctima, Anahí Copa, quien se encontraba amamantando a su bebé en la casa vecina a la de los Nieves.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico