Romero y su pedido especial para conocer una estatua

El arquero comodorense por adopción visitó ayer el monumento a Michael Jordan junto al Patón Guzmán y contó que le hicieron un pedido especial al "Tata" Martino.

Sergio Romero convenció a Nahuel Guzmán y entre los dos le pidieron un permiso especial a Gerardo Martino para que los dejara salir del hotel de la selección por la tarde, detalla el diario La Nación.

El motivo fue el de realizarse una foto en el monumento a Michael Jordan , el basquetbolista que con la 23 en la espalda se convirtió en una leyenda mundial.

"Siempre estamos concentrados. Esta vez pedimos un permiso especial para salir del hotel porque es la casa del más grande", explicó Romero al puñado de periodistas que lo esperaban a las afueras del United Center, el estadio de Chicago Bulls donde Jordan dejó una marca imborrable con los seis anillos que consiguió entre 1984 y 1998.

El arquero de la selección argentina estuvo muy cerca de dedicarse a ese deporte y dejar el fútbol cuando atajaba en las inferiores de Racing, a los 16 años. Fue durante la temporada 2003/2004 de reclutamiento de la Liga Nacional cuando lo tentaron para jugar en el plantel profesional de Gimnasia de Comodoro Rivadavia.

Los reclutadores de la Liga Nacional tenían buenas referencias de Romero porque antes de pasar a Racing, había vivido varios años en Comodoro Rivadavia, donde además de atajar para la CAI, despuntaba el vicio del básquet en el colegio.

Su hermano Diego, que salió campeón con Gimnasia y Esgrima hace 10 años, pasó por equipos universitarios de Estados Unidos y de la Liga Nacional, también se dedicaba de manera profesional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico