Rosa González responsabiliza a Melión por las obras que no se hicieron en Restinga

La ex ministro de Familia y Promoción Social manifestó su contrariedad por las declaraciones de vecinalistas de Comodoro Rivadavia que reclaman incumplimientos del programa "Invertir Igualdad". La última de esas denuncias la había realizado la dirigente de Restinga Alí, América Melión. La ex funcionaria considera "como que hay un castigo porque los resultados electorales no nos fueron favorables. Siento eso que nos están pegando en el piso".

La vecinalista de Restinga Alí, América Melión, denunció el jueves una nueva irregularidad en el programa "Invertir Igualdad". Aseguró que luego de firmar contrato el 12 de febrero de 2015 jamás se ejecutaron los trabajos comprometidos en su barrio y puso en duda el destino de los fondos asignados.
También señaló a la entonces ministra de Familia y Promoción Social, Rosa González, y a su directora general de Relaciones Institucionales y Gestión, Gabriela Cabanillas, como las encargadas de realizar todos los trámites para que la Asociación Vecinal pudiera acceder al programa que se desarrollaba con fondos de las renegociaciones petroleras.
En este contexto, González ayer respondió: "siento que se está bastardeando un programa que fue muy bueno. Fue un programa de fortalecimiento de las instituciones y de todas las organizaciones de la sociedad civil que en toda la provincia llegamos a beneficiar a 686 instituciones y muchas de ellas estaban en Comodoro Rivadavia".
"La verdad que me da mucha pena por todo lo que dice. Más allá de que tenga algún viso de realidad, termina manchando algo muy bueno y que tenía muy buenas intenciones y que fue algo histórico para la provincia porque hoy no hay nada. Hoy no hay ningún beneficio para las instituciones", agregó.
Además, aseguró: "Invertir Igualdad permitió a las instituciones avanzar en materia de infraestructura y nunca el Estado había tenido el nivel tan alto de respuesta para con las instituciones como sucedió con la gestión nuestra".
No obstante, la ex funcionaria admitió que "puede que haya habido algunas cuestiones inconclusas, no tuvimos tiempo. Pero siento como que hay un castigo porque los resultados electorales no nos fueron favorables. Esto es como en el boxeo cuando se le pega al rival cuando está en el piso. Bueno, siento eso: que nos están pegando en el piso".

NO RINDIO UN SUBSIDIO
González detalló que en el caso de la Asociación Vecinal de Restinga Alí, "no hubo ninguna transferencia porque no tuvimos el tiempo de realizar ninguna transferencia para bajarle el dinero para que pueda reparar la Vecinal y la señora Melión tenía un subsidio que no lo había podido rendir en el Tribunal de Cuentas de la provincia y tratamos de que subsanara estas cuestiones formales y no llegó a hacerlo".
"Este subsidio fue entregado hace 6 o 7 años y no rindió cuentas", añadió.
Hay que recordar que la presidenta de la Asociación Vecinal del barrio Restinga Alí aseguró que firmó el contrato de "Invertir Igualdad" con el entonces gobernador Martín Buzzi por un total de un millón de pesos, pero que el dinero sería enviado a la Fundación Patagonia porque la vecinal no poseía personería jurídica. Sostuvo que los trabajos nunca se hicieron y les apuntó a Gabriela Cabanillas (que hoy dice estar radicada en Escobar, donde "vendo verduras") y a Rosa González.
En lo que respecta a la Fundación Patagonia, González sostuvo: "no tuvo ninguna transferencia, pero si el contrato se iba a cumplir lo tenía que cumplir este Gobierno (provincial) actual. Por eso yo me tomé el trabajo de buscar los antecedentes y recordamos, otra vez con el equipo, que no se llegó a hacer ningún pago porque existió esta cuestión formal de que había una deuda de un subsidio que había recibido esta señora".
En este contexto, González subrayó que la Fundación Patagonia "es una organización no gubernamental, es una organización de la sociedad civil. Es de Comodoro Rivadavia y el presidente es Nahuel Bórquez".
Otro de los puntos que criticó Melión fue que cuando pidió respuestas a Bórquez, este le contesto: "América, yo no sé nada de la plata. Yo solamente presté mi nombre".
González insistió en que "no conozco lo cotidiano de la organización, pero no hubo ninguna transferencia ni para la asociación ni para la fundación". También reconoció que se recomendó trabajar con esta fundación porque "la vecinal no tenía personería jurídica como para que le llegaran de forma directa los fondos".

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico