Rousseff asegura que sufre un "golpe " y llamó a brasileños a estar "movilizados"

Dilma deberá permanecer alejada del cargo durante un plazo máximo de 180 días, durante los cuales será sometida a un juicio político en el Senado, que en la madrugada de hoy aprobó con 55 votos a favor y 22 en contra su suspensión temporaria.

La presidenta Dilma Rousseff llamó a los brasileños a movilizarse contra lo que consideró un golpe en su contra, en su primer discurso tras ser suspendida por el Senado para ser sometida a un juicio político.
"La población sabrá decir no al golpe (....) A los brasileños que se oponen al golpe, sean del partido que sean, les hago un llamado, manténganse movilizados, unidos y en paz", sostuvo Rousseff en una declaración ante la prensa en el Palacio de Planalto.
"La lucha por la democracia no tiene fecha para terminar. Es una lucha permanente que nos exige dedicación constante", afirmó.
"Fui electa presidente por 54 millones de brasileños, lo que está en juego es el respeto a la voluntad del pueblo y la Constitución, las conquistas de los últimos 13 años, la valorización del salario mínimo, el futuro del país, la oportunidad de seguir avanzando", sostuvo.
"Es un impeachment fraudulento, un verdadero golpe y la oposición conspiró para tomar por la fuerza lo que no conquistaron en las urnas. Forzaron un ambiente propicio para el golpe. Fui acusada de un crimen que no cometí, no cometí crimen de responsabilidad, no tengo cuentas en el exterior. Es un proceso injusto contra una persona honesta e inocente", argumentó.
"No existe injusticia más devastadora que condenar a un inocente. Hice lo que la ley me autorizaba. Fueron actos legales, correctos y necesarios, actos de gobierno, al igual que lo hicieron los anteriores presidentes. No era delito antes y tampoco ahora. Jamás en una democracia un gobierno puede ser interrumpido a causa de actos legítimos", agregó.
La suspendida mandataria adelantó que "el gobierno no tendrá legitimidad para implementar soluciones y puede verse tentado a reprimir a quienes se manifiestan en contra" y que apelará a todos los "instrumentos legales" para "ejercer su mandato hasta el fin".
Rousseff deberá permanecer alejada del cargo durante un plazo máximo de 180 días, durante los cuales será sometida a un juicio político en el Senado, que en la madrugada de ayer aprobó con 55 votos a favor y 22 en contra su suspensión temporaria.
La mandataria volvió a negar que haya cometido delito de responsabilidad, en el cual incurre un mandatario al violar la Ley de Responsabilidad Fiscal.
"No cometí crimen de responsabilidad, no hay denuncias en mi contra, no tengo cuentas en el exterior. Soy una persona honesta", exclamó la mandataria suspendida, en medio del grito de sus aliados, que la llamaban "Dilma, guerrera de la patria brasileña".

ASUMIO TEMER

Michel Temer asumió formalmente como presidente interino de Brasil tras sustituir a Dilma Rousseff, suspendida por el Senado. En su primer discurso como mandatario aseguró que es necesario "tener confianza en la democracia brasileña".
En una ceremonia sin pompas, a la que asistieron cientos de líderes políticos que hasta estaban en la oposición, Temer también pidió confianza en "la recuperación de la economía nacional, en los potenciales del país y en sus instituciones sociales y políticas".
El interinato de Michel Temer en la presidencia de Brasil comenzó con un llamado a la "unidad" para "salvar al país" y el anticipo de que habrá que hacer "reformas" para lograr la recuperación económica. "Es urgente pacificar la Nación y unificarnos. Pedimos colaboración para que podamos salir de la crisis y el primer paso es el diálogo", dijo Temer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico