Sabbatella le pidió a Bullrich el fin de la "violencia política"

Luego de la balacera, Sabbatella afirmó que "el propio presidente Mauricio Macri tendría que repudiar enérgicamente estos actos de violencia política", al tiempo que destacó que "no se recuerdan hechos de estas características desde la transición democrática".

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, recibió ayer las 16 en la sede del Ministerio al titular de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, tras el ataque sufrido en la noche del sábado en un local de Nuevo Encuentro en el barrio Villa Crespo donde dos mujeres sufrieron heridas y fueron hospitalizadas pero fuera de peligro.
"Le pedimos a la ministra no a la violencia política y a la estigmatización de la militancia", adelantó desde su cuenta de Twitter la referente del partido Gabriela Cerruti quien acompañó a Sabbatella al igual que el legislador porteño Carlos Tomada.
"Tirotear un local político es inadmisible, irracional y asesino. Queremos paz y unir a los argentinos", había dicho anoche la funcionaria y sostuvo que el encuentro es "para dialogar sobre lo ocurrido durante la inauguración de su local partidario".
Luego de la balacera, Sabbatella afirmó que "el propio presidente Mauricio Macri tendría que repudiar enérgicamente estos actos de violencia política", dijo, al tiempo que destacó que "no se recuerdan hechos de estas características desde la transición democrática".
"Esto es fruto del nuevo contexto político que estamos viviendo porque se está asociando a los militantes con la vagancia, la corrupción y el clientelismo político", agregó.
El referente de Nuevo Encuentro exigió un "enérgico repudio" por parte del presidente Mauricio Macri porque "el discurso oficialista que estigmatiza a la militancia, que la pone como algo negativo, como un problema para la sociedad, hace que después puedan suceder estas cosas".
Según informaron desde Nuevo Encuentro, los cuatro disparos provinieron del complejo habitacional "Torre Los Plátanos", ubicado en Padilla 870, constituido por cuatro grandes edificios de unos 25 pisos cada uno.
Según Sabbatella, el ataque contra los militantes de Nuevo Encuentro, que el sábado por la noche se reunieron para inaugurar un local en Villa Crespo, se trató de un "intento de asesinato". En el ataque dos jóvenes fueron heridas, una de ellas, mientras cargaba en brazos a un bebé. "De casualidad, no estamos lamentando muertes", resaltó el extitular del Afsca.
"El Gobierno tiene que repensar, tiene que reflexionar sobre los niveles de agresión verbal, discursiva, la estigmatización que está llevando adelante, porque eso tiene consecuencias graves porque ese contexto genera que alguno pueda creerse habilitado a hacer lo que hizo", advirtió Sabbatella e insitió "puede estar generando la habilitación a un sector" para que actúe con "violencia política".
Por su parte, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, sostuvo que al Poder Ejecutivo le "preocupa obviamente la violencia y el clima de enfrentamiento que hay entre los argentinos" y reiteró el slogan del PRO: "El objetivo, como dijo el Presidente, es unir a los argentinos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico