¿Sabés qué comés cuando comprás comida por Facebook?

Más de uno ya se habrá visto tentado por las fotos que muestran comidas suculentas y a bajo costo, sin embargo, muchos desconocen en qué condiciones se elaboran.

La oferta gastronómica en Facebook ha crecido significativamente en los últimos tiempos convirtiéndose en una salida laboral viable, ofreciendo precios "accesibles" para quienes eligen gastar menos pidiendo algo "casero" antes que salir a comer a algún restaurante. Esto no queda solo en productos elaborados, ya que también se pueden encontrar alimentos sin elaborar como pescado o pre elaborados como milanesas de pollo o carne, con el beneficio extra de que te lo llevan a la puerta de tu casa.

Recientemente, el municipio de Rada Tilly emitió un comunicado recomendando no comprar alimentos de procedencia dudosa, entre los que se mencionó aquellos que son vendidos desde la red social, teniendo en cuenta las enfermedades que se puedan transmitir por el estado de los alimentos o su incorrecta cocción.

El Patagónico se comunicó con Carolina Silvestre, de la Dirección de Bromatología y Veterinaria de la Municipalidad de Comodoro, quien aclaró que si bien no han tenido ningún tipo de denuncia por intoxicación alimentaria, se realiza un seguimiento constante con el objetivo de garantizar las condiciones y prácticas que preservan la calidad de los alimentos para prevenir la contaminación y las enfermedades transmitidas por el consumo de alimentos.

También reconoció que si bien es más económico y te lo llevan a tu casa "no sabemos en qué condiciones estuvo conservado, cómo se hizo, qué ingredientes fueron utilizados, y qué receta se utilizó, o si tiene o no un aditivo".

¿Comprás comida por Facebook?

Sobre las distintas ofertas que se pueden encontrar en Facebook, Silvestre indicó que a partir de un seguimiento que se realiza desde el área, se pueden distinguir comercios habilitados que utilizan este medio para ofrecer sus productos y en otros casos, de gente particular que elabora en su propia casa. "Muchos de ellos están habilitados. Algunos ponen 'vendo milanesa' y de repente, se trata de una carnicería debidamente habilitada", explicó.

En el caso de quienes no se encuentran habilitados se apunta a identificarlos, para saber a quiénes les venden, si están habilitados y si no lo están, determinar que las condiciones en que elaboran sean las adecuadas así como el lugar. "Si están en condiciones los productos y el lugar, puede hacer la habilitación comercial que corresponda", aseveró.

LA IMPORTANCIA DE SABER QUE COMEMOS

Silvestre destacó la importancia de conocer la procedencia de los productos, porque "cada alimento tiene un riesgo diferente. No es una cuestión caprichosa de seguimiento porque sí, es una cuestión sanitaria, tenemos que saber de dónde viene porque es nuestro deber garantizar la inocuidad de estos alimentos", explicó a este medio.

En este marco, relató que ante un caso de intoxicación con algún tipo de alimento, hay que ir para atrás, es decir, averiguar todos los detalles minuciosos de elaboración. Pero cuando es de origen dudoso, eso se corta y no tenemos forma de ir hacia atrás".

"Nosotros como Municipalidad es nuestra obligación garantizar que el alimento que se consume en Comodoro, sea de elaboración local o extra local, y esté apta para consumo humano", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico