Saja: "fueron cinco años maravillosos"

"Mi decisión es la de no renovar contrato con el club. Creo que he cumplido un ciclo", afirmó el "Chino" Saja de 36 años.

El arquero Sebastián Saja confirmó ayer su alejamiento de Racing, al entender como un "ciclo cumplido" el vínculo iniciado en agosto de 2011, con lo que el plantel dirigido por Facundo Sava perdió también al subcapitán, después del retiro del máximo referente, el delantero Diego Milito.
"Mi decisión es la de no renovar contrato con el club. Creo que he cumplido un ciclo, fueron cinco años maravillosos. Lo que hoy me queda por dar como jugador a Racing no le alcanza. Terminaré mi carrera afuera, no jugaré en ningún otro equipo del fútbol argentino", explicó en una conferencia de prensa que brindó en el Cilindro de Avellaneda.
Con un discurso reflexivo, por momentos entrecortado por su emoción, el "Chino", de 36 años, comentó que le "ha costado muchísimo tomar" la determinación, tras "meditarla casi seis meses" cuando el presidente de la institución, Víctor Blanco, le propuso extender el contrato durante la última pretemporada en enero.
"En ese momento le pedí que me dejara analizar qué me pasaba a mí durante estos últimos seis meses y evaluar mi rendimiento. Creo que le dado todo de mí a Racing en estos años y ya no puedo garantizar lo mismo. Quiero agradecerle al presidente porque siempre mostró predisposición y toda la apertura necesaria para que pudiera continuar", admitió.
Saja se marcha de Racing con 203 partidos disputados y un título, el conseguido en el Campeonato Transición de 2014. Su debut en el arco de "La Academia" ante Tigre (1-1) el 7 de agosto de 2011. Recibió 201 tantos y convirtió siete, todos de penal.
"Es el club en el que más partidos he jugado en toda mi carrera y obviamente ya nadie lo podrá superar. Me acuerdo cuando me llamó el 'Cholo' (Simeone). Estaba en Grecia buscando club, un poco corrido por la crisis. En ese momento nunca pensé que podía darse algo tan lindo como lo que se dio", recordó.
Al profundizar en su decisión, Saja explicó: "Siento que puedo seguir jugando al fútbol pero no al nivel que requiere Racing, un equipo que busca salir campeón todos los años y jugar las copas. Quiero que esta decisión sea respetada y no se especule con otras cosas. No tengo otras ofertas y la única que tuve fue de Racing para renovar".
"Lo que tengo para dar hoy a Racing no le alcanza y no me perdonaría no estar a la altura solo por el hecho de quedarme. Nuestra carrera es tan hermosa como ingrata y corta. Cuando se termina es para siempre. Es el momento de decir adiós. Es mi final como futbolista en Racing", reafirmó.
"Contra el tiempo no se puede hacer nada -agregó-. Tengo 36 años. Creo que tuve los mejores momentos de mi carrera en Racing. Empecé este año con muchas dudas viniendo de una intervención. Me costó dos meses superarlo y acomodar la cabeza. Y eso lo siento. Físicamente estoy bien por eso seguiré si existe la posibilidad de hacerlo en otro lado. Cuando llegué al club siempre soñé irme bien y creo que es el momento de irme así".
Saja aceptó que su alejamiento del club quizás "no fue como lo esperaba", pero se consoló con el hecho de que "se dio así" y también con la convicción de que "nunca quise especular con eso".
"Me hubiese gustado despedirme acá pero a veces los finales no son como uno los espera. Los finales como el que tuvo Diego el sábado son sólo para elegidos.
Seguramente, su decisión de retirarse también influyó porque fue mi amigo y compañero durante todos estos años. Me llevo lo mejor de la gente del club y de los hinchas".
"Me encantaría volver obviamente. Siento que voy a volver. Salir de esta manera hace que mañana pueda volver al club tranquilo y me encantaría seguir ayudándolo desde otro lugar. Mi idea es ser entrenador. No es una carrera sencilla y aún no estoy preparado. Para llegar a dirigir Racing hay que remar de abajo. Soy alguien bastante estructurado que piensa más allá las cosas", consideró.
Saja cerró así su trayectoria en el fútbol argentino, que también incluyó dos ciclos en San Lorenzo (2000-2003 y 2005-2006), el club en el que debutó como profesional. En el exterior defendió el arco de Brescia de Italia (2003), Rayo Vallecano y Córdoba de España en 2004; América de México (2005); Gremio de Brasil (2007) y AEK Atenas de Grecia (2008-2011).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico