Sale en libertad la mujer que regenteaba un VIP

Guillermina Ferreira Almada recuperó ayer su libertad por decisión de la juez Daniela Arcuri. Fue un día después de ser madre, mientras cumplía arresto domiciliario. Se trata de la mujer sospechosa de regentear un prostíbulo en la calle Francia. En esa causa también están implicados su novio, Juan Carlos Cuellar Gamboa, el comisario Alejandro Pulley, el oficial Lázaro Benítez y el célebre estafador, César "Chatrán" Hernández.

En el marco de una causa que se investigan los delitos de asociación ilícita, facilitación de la prostitución y cohecho, entre otros, el fiscal Martín Cárcamo pidió que se mantuviera la prisión domiciliaria de la imputada en la institución "La Casa", hasta que la defensa aportara un domicilio alternativo. Esta, por su parte, representada por la abogada Viviana Barillari, directamente solicitó la libertad de Guillermina Ferreira Almada, teniendo en cuenta que fue madre hace un día. Finalmente, la jueza penal Daniela Arcuri resolvió la libertad de la imputada.
En nombre del hijo de Ferreira Almado intervino la defensora de menores, Andrea Mac Garva.
Cabe mencionar que además la causa tiene como coimputados al comisario Alejandro Pulley, a Juan Carlos Cuellar Gamboa, a César "Chatrán" Hernández y al oficial de policía Lázaro Benítez.
La jueza natural de la causa recordó la situación de arresto domicliario que le fuera establecida hasta el parto por un juez penal subrogante en audiencia anterior y el informe de que la vivienda de Francia 510 tiene cortados los servicios de luz y gas, por lo cual dicho no es un lugar apto para un recién nacido.
El fiscal insistió en que se mantuviera el arresto domiciliario en la institución La Casa, hasta tanto la defensa y la asesora de menores propusieran un domicilio alternativo, sugiriendo el domicilio de un familiar del niño en el barrio Stella Maris y que bajo ninguna circunstancia la imputada podría retornar al domicilio de Francia al 510.
El fiscal Cárcamo recordó que en estos días se formulará una nueva imputación en contra de Ferreira Almada y otra persona, presumiblemente por el delito de usurpación a dicho domicilio, mientras sostuvo que su estadía en la institución La Casa debía ser provisional por la incompatibilidad de los fines que tiene la institución.
Además, recordó que la ciudadana paraguaya está imputada de hechos de gravedad y que en caso de recaer condena la misma será de cumplimiento efectivo.
La asesora de menores afirmó que en la jornada se acercaron, junto a la defensora a la institución La Casa y que encontraron a la imputada viviendo en la cocina de dicho establecimiento, un lugar no apto para el bebé. Por eso solicitó que se mantuviera la convivencia del niño con su madre en Francia 510.
La defensora Barillari, por su parte, solicitó la libertad de la imputada con el argumento de que las condiciones en las que se encuentra no son las adecuadas para el menor.
"Los peligros procesales de fuga y entorpecimiento no deben ser enunciados de manera abstracta. Ferreira Almada está durmiendo en la cocina en una cama de una plaza lleno de nenes con enfermedades respiratorias", acotó.
Finalmente la jueza penal, luego de un cuarto intermedio, resolvió la libertad de la imputada con la prohibición de volver al domicilio de Francia 510 y de ausentarse de la ciudad sin autorización judicial.
Su fallo lo basó en la falta de servicios básicos en la vivienda y por considerar que no hay peligro de fuga ya que ha tenido familia recientemente y fortalece así su arraigo en la ciudad.

LO QUE SE INVESTIGA
El ilícito en cuestión aconteció cuando Cuellar Gamboa y Ferreira Almada formaron parte de una asociación para realizar distintas actividades ilícitas en el inmueble usurpado de la calle Francia al 500. Todo ello bajo la protección de Benítez, quien prestaba servicios en la Seccional Primera de policía y que ponía a su disposición recursos policiales.
A Cuellar Gamboa (de nacionalidad dominicana) lo colocan como jefe de la asociación ilícita. Así planifican ilícitos teniendo fuertes vínculos con familias de su país. Estos consisten en estafas, robos agravados y otras acciones, montando dicha estructura de organización como asociación ilícita, contribuyendo para apoderarse de vehículos de manera ilícita, junto a "Chatrán" Hernández, quien oficiaba de organizador de la banda.
En Francia al 500 funcionaba un departamento VIP. Allí cinco mujeres realizaban pases sexuales en distintos horarios a cambio de dinero. El 50% de lo recaudado era entregado a Almada Ferreira, mientras que Cuellar Gamboa realizaba la seguridad interna necesaria para los servicios sexuales.
El por entonces comisario de la Seccional Primera de Comodoro, Alejandro Pulley, tenía una vinculación personal con los habitantes del inmueble, a pesar de tener conocimiento de lo que allí sucedía, aceptando –siempre según la acusación- el ofrecimiento de dinero para brindar protección al lugar.
Sobre Pulley pesan imputaciones de "cohecho pasivo, 4 hechos en concurso real, en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público", en calidad de autor.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico