Salvó a una anciana en el incendio de Km 8 pero no quiere que lo consideren un héroe

Los habitantes de la calle General Carlés elogiaban el martes al mediodía la actitud de valentía y solidaridad que había protagonizado Eduardo Frkovich. Sin pensar en su propia integridad física ingresó a salvar a Lila Lara, una septuagenaria que no quería dejar su casa envuelta por las llamas. "El Ronco" la sacó de la vivienda, evitó que volviera a entrar y avisó a la familia Alvarez que también abandonara su casa ya que el fuego terminó expandiéndose a cuatro inmuebles. El conocido piloto de autos de carrera destacó la colaboración de la familia Cárdenas en el rescate y la acción de los bomberos.

Eduardo Frkovich vive hace 63 años en Kilómetro 8. Su padre trabajó en la empresa del barrio y su familia es conocida en ese sector de Comodoro Rivadavia. "El Ronco", como lo apodan, es "fierrero" de alma y además de conocer sobre autos de carrera también sabe de solidaridad.
Los habitantes de la calle General Carlés al 500, destacaron el martes al mediodía la valentía que tuvo "El Ronco" para salvar a una anciana en medio de un incendio que consumió cuatro viviendas.
Ayer cuando El Patagónico le propuso entrevistarlo no quería que se lo destacara como el héroe que describieron sus vecinos. Pero su buena acción merecía ser reflejada como un ejemplo dentro de la comunidad y solo por eso accedió a charlar con este diario.
Frkovich rescató el martes al mediodía a Lila Lara, una septuagenaria a la que se le cayó una vela, iniciándose así un incendio en su vivienda, que se propagó a otras tres propiedades más en la ex gamela de solteros del desaparecido barrio Central.
"Hice lo que cualquier vecino haría", deja en claro Frkovich.
De oficio camionero, el martes cuando volvía por ruta 1 a la altura de la rotonda de Kilómetro 8 observó que salía humo de una vivienda de la calle Miguel Giménez.
"Veo salir humo entre la chapa y la pared, y conozco a la señora porque es familiar de un amigo mío. Estaba metiéndose adentro de la casa con una manguerita a sacar los documentos y la saqué", relata.
"Después le golpeé la puerta a la casa de un matrimonio joven que tiene un bebé, y los hice salir por atrás. El muchacho no se había dado ni cuenta. Si no hubiera sido un desastre", dimensiona Frcovich sobre la ayuda en medio del incendio. "Fuimos muchos, los que ayudamos ahí", sostiene y elogia la labor de los bomberos del Destacamento 2.

rescate abuela.mp4

"LO HICE COMO CUALQUIER VECINO"
"Lo hice como cualquier vecino que puede ayudar", insiste "El Ronco" y destaca también la valentía de la familia Cárdenas que tampoco dudó en colaborar en medio de las llamas.
"Tenía miedo de entrar otra vez adentro, fui el primero que vio el fuego, habrán pasado 30 segundos, en ese momento no atinás ni a llamar, solo no dejarla que se meta para adentro (a la damnificada del incendio)".
Frkovich reflexiona: "lo material se arregla, lo importante es la vida". "Había un pibe que lloraba porque perdió las herramientas, hay que ayudarlo", invita a la comunidad.
"En cinco minutos se prendió fuego todo", rememora. "Las llamas salían para afuera, me fui para el costado, golpeo y un matrimonio de chicos jóvenes y sentía un bebé. Le pateé la puerta y salieron por el lado del frente (por calle Carlés). Esas casas tienen 80 años, eso se prende y agarra como nafta, no quedó nada", lamenta el hombre que en sus años transitando diversas rutas también ha colaborado con personas lesionadas en accidentes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico