San Antonio envió 100 telegramas: "están provocando un estallido social"

Esta mañana cien trabajadores de Chubut y Santa Cruz recibieron telegramas de suspensión. Por la medida, una delegación del Sindicato de Petroleros pidió la inmediata inspección de la empresa y se rechazaron los telegramas. Sin embargo, "tenemos en puerta un estallido social que no va a poder frenar ningún dirigente", advirtió Carlos Martínez, referente del sector.

Los telegramas de suspensión con fecha de inicio 1 de agosto y 1 de setiembre llegaron a cien hogares esta mañana. “Se está afectando a trabajadores de mantenimiento de electricidad y también a gente de torre, no son los que estaban en "stand by" y suponemos que van a llegar entre 300 y 500 telegramas cuando se sume DLS y SP”, relató el dirigente de la Agrupación 13 de Diciembre.

Gómez y Martinez a pesar de las diferencias coincidieron en que las empresas buscan generar una “presión psicológica” a los trabajadores, con el anuncio de no pago de la suma fija que generaría una medida de fuerza el próximo 4 de agosto, con la baja de guardias anunciada y la inminente llegada de las 8 horas de trabajo. “Le pedimos responsabilidad a las Cámaras y al Gobierno que se ponga firme porque acá se viene un estallido social que no lo va a poder parar nadie ni siquiera los dirigentes”, advirtió Martinez.

Esta mañana la situación con la comisión directiva del gremio se volvió tensa por el miedo que genera en cada familia la pérdida de la fuente laboral. “Los compañeros se están autoconvocando, estamos dándoles tranquilidad pero el tema de los telegramas fue un golpe bajo para todos los trabajadores, les pedimos a las cámaras que si se juntan que tengan la mayor de las responsabilidades porque acá están provocando un estallido social, porque acá salen los trabajadores y no los para nadie”, señaló Martinez.

En tanto, desde la comisión directiva del gremio petrolero, informaron a las bases que se están haciendo presentaciones en el Ministerio de Trabajo de la Nación, exigiendo la inmediata inspección de las instalaciones de San Antonio en el barrio Industrial para buscar el fundamento de los telegramas. Además se recordó a los trabajadores que deben ser rechazados.

En este punto, el diputado y dirigente petrolero Carlos Gómez recordó que de acuerdo al último acta firmada con las cámaras “el empleador no podrá adoptar medidas que afecten a terceros hasta que se expida la comisión y las negociaciones en el marco de paritarias, si esta en el marco de una negociación y no avisaron que iban a suspender personal, lo que están haciendo con esto es tirar nafta al fuego”, dijo.

En los encuentros mantenidos con CEPH y CEOPE en Comodoro y en Caleta Olivia nunca San Antonio ni DLS advirtieron sobre las suspensiones, aseguró Gómez.

“En ningún momento San Antonio informó posibilidad de suspender personal, San Antonio y DLS presentaron informe de la cantidad de personal y equipo una información muy 'light'. San Antonio ante Nación informó 59 equipos actuales, 27 en Chubut y que el personal actual es de 877 trabajadores con un excedente 358. DLS: informó 29 equipos en Chubut personal actual 1774, personal excedente 276, solo eso”.

Gómez y Martinez a pesar de las diferencias coincidieron en que las empresas buscan generar una “presión psicológica” a los trabajadores, con el anuncio de no pago de la suma fija que generaría una medida de fuerza el próximo 4 de agosto, con la baja de guardias anunciada y la inminente llegada de las 8 horas de trabajo. “Le pedimos responsabilidad a las Cámaras y al Gobierno que se ponga firme porque acá se viene un estallido social que no lo va a poder parar nadie ni siquiera los dirigentes”, advirtió Martinez.

martinez gomez


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico