San Lorenzo de Almagro festeja su primer título de Liga Nacional

El ala pivote Walter Herrmann, con 19 tantos, fue el jugador más valioso de la final. De esa manera el "Ciclón" barrió la final 4-0 y celebró en el gimnasio Héctor Etchart ante casi 4.000 espectadores.

San Lorenzo, que retornó esta temporada a través de una fusión, se consagró campeón de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB), por primera vez en su historia, tras vencer a La Unión de Formosa por 87-81, para sellar la serie final con un contundente 4-0.
En un colmado gimnasio Héctor Etchart, con casi 4.000 espectadores en las tribunas, el 'Ciclón' barrió la eliminatoria decisiva, con un Walter Herrmann, elegido como el 'Jugador más valioso' (MVP), determinante y responsable de 19 puntos. El base santiagueño Gustavo 'Penka' Aguirre totalizó 17 unidades y repartió 8 asistencias.
Por el lado del quinteto formoseño el destacado resultó el alero cordobés Alexis Elsener, quien se erigió en el máximo anotador de la jornada, con 24 tantos.
Antes de comenzar el partido, los jugadores de ambos planteles posaron para la foto con una bandera blanca que en letras negras decía: #PorUnaLigaNacional, en alusión a la decisión de la AdC de liberar las fichas de mayores.
La marca hombre a hombre planteada de entrada por ambos, en especial por La Unión, dio frutos ya que logró que San Lorenzo tuviera dificultades en las transiciones.
Cuando la visita atacaba, el perímetro empezó a ser su mejor aliado, en especial porque al no estar Alejandro Konsztadt (lesionado), debía regular fuerzas. El local apostaba mucho a la intensidad del interno Matthew Bryan.
De todas maneras a los de Guillermo Narvarte le costaba hallar fluidez, porque el extranjero Torin Francis entró poco conectado y no hacía pie. Sobre el cierre del primer capítulo, Aguirre metió su segundo triple y el elenco 'azulgrana' se adelantó 23-20.
De a poco, el local iba desgastando a su rival con buena defensa y en ataque aprovechaba la puntería de Aguirre y Faggiano. En tres minutos, San Lorenzo metió un parcial de 8-2 que motivó el tiempo muerto del director técnico Narvarte.
San Lorenzo continuaba dominando las acciones, pero dos bombas consecutivas del que no estaba en los papeles, Pablo Orlietti, pusieron de nuevo en partido a la visita, a la vez que el técnico azulgrana, Julio Lamas, volvió a ubicar en cancha a Herrmann y Mata para evitar sobresaltos. El equipo 'santo' se fue 47-39 arriba, al cierre del primer período.
En el comienzo del tercer chico, el interno ghanés Bryan se mostró imparable. La Unión ni siquiera pudo sacar réditos en esas corridas a tres calles que suele implementar. Ante cada insinuación visitante, San Lorenzo respondía y no sólo en lo técnico sino que otorgaba mejores contestaciones desde lo físico. Así, con mayor rotación, el 'Azulgrana' acariciaba la gloria: 70-58, al término del penúltimo segmento.
Los últimos 10 minutos, sin embargo, mostraron a un conjunto formoseño a entregar todo. Con el esfuerzo de todos, el equipo visitante logró achicar y volvió a ponerse en partido con un parcial 11-1. San Lorenzo ingresó en un período de conmoción, las alarmas se encendieron y la distancia se redujo a cuatro puntos (81-77)
Un resbalón inoportuno de Gamboa derivó en una contra de Herrmann que otorgó cierta tranquilidad. La suerte le fue esquiva a La Unión, que no pudo acertar ninguno de los tres últimos lanzamientos al aro.
Así, San Lorenzo se abrazó a los festejos y consiguió lo que se había propuesto desde el comienzo de la temporada, con una mayor inversión presupuestaria que el resto de sus 19 contrincantes. El 'Ciclón' gritó campeón y desató la locura en su parcialidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico