San Lorenzo está a un paso de la gloria

San Lorenzo se impuso a La Unión de Formosa por 86 a 67 y quedó a un paso de la consagración, al adelantarse 3-0 en la serie final que ambos protagonizan por la Liga Nacional de Básquetbol (LNB).

En un colmado gimnasio Héctor Etchart, con más de 3.100 personas en las tribunas, el equipo azulgrana sumó el tercer triunfo consecutivo y podrá gritar campeón por primera vez en su historia mañana, desde las 21:00, otra vez en Caballito.
El pivote británico, con pasaporte de Ghana, Matthew Bryan, resultó la principal figura de los dirigidos por Julio Lamas, al sumar 21 puntos y tomar 8 rebotes. En el quinteto visitante descolló, una vez más, el también extranjero Torin Francis, con 25 puntos y 16 rebotes.
Las defensas fueron las protagonistas en el arranque del partido forzando pérdidas. En este esquema se desenvolvió mejor La Unión que recuperó a su base Alejandro Konsztadt, aunque jugó solo tres minutos y medio del cuarto.
El tiro perimetral de San Lorenzo no estaba aceitado y la visita respondió con un Francis activo. En un abrir y cerrar de ojos, el quinteto formoseño se escapó 14-4.
Pero el 'Ciclón' contestó con Walter Herrmann y Bernardo Musso y achicó la luz. Un triple de Gustavo Aguirre (7 puntos en el cuarto) y le permitió al local adelantarse 20-18 en la pizarra. Los de Guillermo Narvarte cerraron mejor el parcial y culminaron con ventaja mínima arriba: 21-20.
En el segundo cuarto, los nervios y la ansiedad continuaron siendo dominadores. San Lorenzo ganó fluidez con los ingresos de Lucas Faggiano y el estadounidense Roquez Johnson para distanciarse 29-23. La Unión, más allá de los arrestos de Elsener, se equivocó en el traslado (otras tres pérdidas) y el elenco azulgrana mantuvo la diferencia para irse 37-30 en ventaja, al término del primer período
En el comienzo del tercer capítulo, los internos Bryan, por el local, y Francis, por el visitante, se adueñaron respectivamente de sus pinturas. Ambos ganaban continuamente en tablero ajeno y anotaban doble tras doble. El equipo formoseño echó el resto y buscó acercarse, pero falló en los tiros a distancia (3-23 en triples). Cuando asomaba la reacción, San Lorenzo casi que liquidó el pleito con los envíos desde lejana dimensión de Marcos Mata, Marcus Elliot o Herrmann. El marcador quedó en 63-51, de cara a los últimos diez minutos de acción.
La diferencia parecía indescontable. La Unión propuso una rotación de apenas siete jugadores, mientras que el 'Ciclón' apostaba a nueve. Y allí radicó la diferencia, por momentos.
Lamas se la jugó con un quinteto rápido con Faggiano, Musso, Mata, Johnson y Bryan para sentenciar la historia de antemano. Es más, durante los últimos 5 minutos casi no vieron rectángulo ni Herrmann ni Aguirre, siendo reservados para el próximo partido. San Lorenzo, con el fervor de su gente atronando en el Etchart, quedó a un paso de la gloria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico