Sandra Copa: "perdí a mi hija, pero hoy se hizo Justicia"

Hoy declararon a Rodrigo Soto y Diego Serrano como responsables del crimen de Anahí Copa, la joven que recibió un disparo en diciembre del año pasado, mientras amamantaba a su bebé en la cama. La madre de Anahí contó sus sensaciones luego del veredicto.

Este martes se conoció el veredicto, donde Rodrigo Soto y Diego Serrano fueron declararos responsables por el crimen de Tamara Copa (22). La pena para cada uno como coautores de homicidio agravado por el uso de arma de fuego con dolo eventual será conocida el próximo 7 de junio.

Sandra- madre de Anahí- expresó a través de El Patagónico sus sensaciones y entre lágrimas sostuvo que hoy "se hizo Justicia, confié en ella cien por ciento" y ahora solo resta "ver cuántos años le darán".

Desde la Fiscalía, representada por Camila Banfi, se cuenta con una pretensión punitiva cercana a los 15 años por sus antecedentes. Al respecto, Sandra manifestó que "yo quería un poco más, pero por lo menos se hizo Justicia gracias a Dios", sostuvo la madre quien agradeció una vez finalizada la audiencia "a todos los medios que me dieron lugar para pedir por Justicia para mi hija".

Sandra Copa describió a este medio con mucho dolor todo este tiempo que le tocó sufrir desde aquel trágico 8 de diciembre 2015, cuando un disparo terminó con la vida de su hija. "Tengo que seguir adelante, no me queda otra, pelear por mis nietos y criarlos como crié a mi hijos, por un buen camino, como mi ´hijita´".

Sobre el final, la madre de Anahí dijo: "mi hija no está más, pero desde donde se esté, siempre va a estar conmigo y me va a estar apoyando".

EL CASO

El hecho ocurrió el 8 de diciembre de 2015, aproximadamente a las 01.40 hs, cuando los imputados Soto y Serrano se dirigieron a bordo de un vehículo hasta el frente del predio que ocupa la familia Nieves, con quienes tuvieron previos enfrentamientos.

Serrano era el conductor del vehículo y Soto iba de acompañante, quien sacó parte de su cuerpo fuera de la ventanilla del auto y efectuó disparos de arma de fuego en contra de la familia Nieves. Tres de dichos proyectiles impactaron en la víctima, Anahí Copa, quién se encontraba en su cama amamantando a su bebé.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico