Sandro Abdala, Nicolás D'Elía y Javier Casas comenzaron la defensa del 1 con un triunfo

Un centenar de pilotos participaron del arranque de la temporada en el circuito número 3 del autódromo General San Martín. En el Turismo Carretera Austral se impuso el ex campeón Francisco "Paco" Rodríguez con un Chevrolet.

por Carlos Alvarez
c.alvarez@elpatagonico.net
La primera carrera de automovilismo en el autódromo General San Martín de Comodoro Rivadavia registró un parque de poco más de cien máquinas, y estuvo en juego el "Gran Premio Akar Automotores" donde festejaron Francisco Rodríguez en el TC Austral, y los defensores del título Sandro Abdala en el TP Gol, Nicolás D'Elía en el TP 1100 y Javier Casas en los Renault 12.
El público y el buen clima acompañó el espectáculo organizado por el Auto Moto Club y fiscalizado por la Federación Chubutense de Automovilismo, donde el TP Gol 1.6 fue la encargada de disputar su primera final en el trazado del barrio Industrial. Adelante, los Abdala (padre e hijo) se cortaron adelante, e hicieron una diferencia desde la primera vuelta mientras que del tercero para atrás fue todo muy cambiante a lo largo de las 14 vueltas. Félix Arranz, Ariel Abdala, Darío Spina y Marcos Panquilto brindaron grandes maniobras, pero recién en el final "Manu" se animó a pasar a su padre en la salida del parque y quedar adelante pero tan solo por unos metros porque en la trepada de Mottino el auto del múltiple campeón de kárting se desacomodó y Sandro demostró por qué lleva el 1. Se le metió y festejó desde el escalón más alto del podio para comenzar a defender el título de la mejor manera.
Párrafo aparte y aplausos se merece el caletense Juan Pablo D'Arhivio que largó desde el fondo, y gracias al excelente auto logró llegar a la cuadriculada en el sexto lugar.
En el TC Austral hubo 20 máquinas en la primera cita y fue Sergio Larreguyy (Ford) el que dominó gran parte de la carrera seguido por los santacruceños Ariel Figueroa (Chevrolet) y Gerardo Almazán (Chevrolet) junto a los comodorenses Francisco Rodríguez (Chevrolet) y Marcelo Otero (Dodge/Chevrolet) quienes hicieron el desgaste a lo largo de las 14 vueltas. Figueroa quedó relegado rápidamente, y fue el ex campeón el que se ubicó detrás de Larreguy y lo empezó a estudiar. Cuando se dio cuenta que salía mejor parado en la zona del parque no dudo. "Paco" lo fue a buscar, cuando restaban tres giros, y lo pasó en el retome en una maniobra que solo pueden hacer dos pilotos con códigos y se respetan. "Hay que saber cuando uno tiene atrás al auto que hizo la pole y venía más rápido", reconoció Larreguy al bajar del Ford, mientras que Rodríguez se mostró muy contento al afirmar: "es algo impensado todo esto. Hace un mes no corríamos, pero mi hermano, Maxi Husar y todo el equipo hizo esto. Cualquiera que maneje el auto podía hacer lo que hice yo porque el auto andaba fantástico". El podio lo completó el ex campeón Marcelo Otero, y más atrás se ubicaron los santacruceños Gerardo Almazán y Gabriel Gonzalo, ambos con Chevrolet.

NICO D'ELIA, Y UNA VICTORIA PARA DEMOSTRAR QUIEN ES EL CAMPEON
El Turismo Pista 1100cc presentó en el comienzo de temporada 22 máquinas, con varios debutantes provenientes del kárting. Adelante largó Nicolás D'Elía y no soltó nunca la punta de la carrera. La máquina con el 1 en los laterales y la motorización de Maximiliano Husar comenzó siendo perseguida por Pablo Arabia y Fernando Abregó. Cuarto estaba el debutante Francisco Iparraguirre sin desentonar hasta que tres máquinas (James, Galleguillo y Beraldi) quedaron en una zona complicada y tuvo que entrar el auto de seguridad.
En el relanzamiento Arabia lo "durmió" a D'Elía y pasó a liderar pero no por mucho tiempo pero el defensor de la corona volvió a dominar en el giro siguiente. Atrás, discutían por ingresar al podio Urbieta y Francisco Iparraguirre, que poco le importó tener al lado al presidente de la divisional y lo pasó, pero el dirigente en su afán por querer recuperar lo perdido se quedó con las manos vacías porque se abrió mucho al salir del parque y se le metió Arabia que finalmente fue tercero. Gran espectáculo, como siempre, brindó la categoría en el autódromo General San Martín.
El cierre de la cálida jornada estuvo a cargo de la monomarca Renault 12 que tuvo el mejor parque del fin de semana. Treinta pilotos protagonizaron la cuarta competencia y la lucha adelante estuvo planteada entre el subcampeón Sebastián Marsicano que lideró la primera parte de la carrera y el defensor del título Javier Casas que festejó en el final, luego del ingreso del auto de seguridad. Ariel Izurieta, Julián Iglesias y Horacio Carenini protagonizaron el segundo pelotón con varios intercambios. El santacruceño se pasó en el ingreso a la recta y el dueño del título no lo perdonó. Pasó a liderar hasta la cuadriculada, mientras que el tercer escalón del podio quedó para el ex campeón Julián Iglesias que había comenzado complicado el fin de semana cuando le quitaron los tiempos por un cambio de carburador.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico