Santacruceño murió tras buscar reparo bajo un puente

Una familia de Santa Cruz fue sorprendida por la intensa tormenta en Tucumán y trató de cruzar hacia el centro por un puente que se inunda siempre que llueve. Dos hijas del conductor fueron salvadas por un transeúnte que se arrojó desde el puente, abrió la puerta del vehículo y las sacó.

Hipólito Antonio Brozoski viajó a Tucumán para participar del casamiento de su hijo Santiago, que planeaba contraer matrimonio mañana. A ocho cuadras del destino murió ahogado en la vía pública.

El santacruceño de 57 años manejaba una camioneta Honda CRV desde el oeste hacia el centro cuando lo sorprendió la tormenta. Ignoraba que el cruce bajo el puente Central Córdoba se torna una pileta mortal. Es más: cuando vio el puente, creyó que podía guarecer el vehículo debajo de la estructura. Eso relató, entrecortadamente, una de sus hijas, que minutos después sollozaba por la muerte de su padre. El agua se tragó el vehículo: las dos hijas de Hipólito consiguieron salir. Él, no.

El agua alcanzó 2,20 metros de altura en el lugar. Cuando arrastraba y engullía el coche, Eduardo Saíd Ale se arrojó desde el puente, logró abrir la puerta trasera y sacar a las mujeres. Luego fue por el hombre, logró alcanzarlo y hacer que se aferrara a su cuello y cargarlo en su espalda. "Pero como no podía respirar y me ahogaba tuve que soltarlo y ahí ya no pude encontrarlo", dijo el rescatista.

Unos minutos después, Ale y Juan Sebastián Leal lograron empujar fuera del agua una EcoSport blanca, con cinco ocupantes, que había girado desde Suipacha. "Veníamos tres mujeres, docentes de una escuela de Tafí Viejo, una menor de cinco años y un perro caniche toy. Manejaba Martín, que es de Famaillá", contó una de las ocupantes.

En ese mismo instante, por Marco Avellaneda en dirección norte a sur, una Toyota Hilux, blanca, patente LUF 469, con cinco ocupantes oriundos de Los Bulacio, se anegó en esa intersección. Los bomberos rescataron a los dos hombres (de 35 años y 50 años), las dos mujeres y la niña de 5 años.

De acuerdo con los datos de Defensa Civil precipitaron 70 milímetros durante la tormenta nocturna que se abatió sobre la Capital y el norte del Gran San Miguel de Tucumán.

Hasta el momento habían tenido que ser evacuadas algunas familias de la localidad de El Colmenar (no fue precisada la cantidad). La mayor parte vive en los alrededores del canal Norte. Los trasladaron a la escuela de José Hernández al 800, de esa zona de Las Talitas.

Paralelamente, se produjeron anegamientos en otras zonas de Las Talitas, de Banda del Río Salí, de Alderetes y de La Florida. También en distintas áreas de la capital, como el barrio Alejandro Heredia, Mate de Luna y Ernesto Padilla, Roca y Adolfo de la Vega, Catamarca y Perú, y Bolivia al 1.500.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico