Santacruceño murió en Tucumán al caer en el pozo de un panteón

Un joven estudiante de 18 años oriundo de la localidad santacruceña de Piedra Buena perdió la vida trágicamente el domingo al caer a un profundo pozo en el interior de un panteón del cementerio de San Miguel de Tucumán.

Caleta Olivia (agencia)
Se trata de Joel Lagos, quien en la noche del sábado había asistido a un recital de la banda de rock Divididos junto a dos amigos y en horas de la mañana del domingo decidieron ingresar al Cementerio del Oeste.
De acuerdo a lo que informó la policía tucumana, Lagos se encontraría en estado de ebriedad y por razones que se están investigando intentó ingresar a un viejo panteón, pisó una rejilla oxidada que cedió y cayó a un subsuelo de aproximadamente cuatro metros de profundidad.
El hecho fue informado alrededor de las 9:30 al Sistema de Emergencias 911, alertando que tres hombres habían ingresado al cementerio y que uno de ellos había caído en una tumba.
Cuando personal de Bomberos y del Servicio de Emergencias de la provincia llegó al lugar, descubrió el cuerpo sin vida del joven que estudiaba Abogacía en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT).
Los investigadores procuraban establecer las razones por las cuales el joven se encontraba junto a dos amigos en ese lugar, teniendo en cuenta que no tendría familiares en el interior del panteón.
Cabe mencionar que Lagos era músico y se desempeñó tocando el bajo en varias bandas de heavy metal desde su adolescencia. Más de un centenar de amigos expresaron su pesar a través de la red social Facebook.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico