Santos defendió el acuerdo con las FARC y cuestionó las objeciones de Uribe

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó ayerque los sectores que critican el proceso de paz con las FARC se están "quedando sin argumentos", a medida que el acuerdo firmado hace siete meses se ha ido cumpliendo, en respuesta al ex mandatario y opositor senador Alvaro Uribe, que volvió a criticar ese pacto porque a su juicio la guerrilla no entregó todas sus armas.
El gobernante destacó la finalización de la fase de entrega de armas del grupo a las Naciones Unidas, que se concretó ayer martes en una ceremonia pública, y desestimó críticas en el sentido de que los guerrilleros en proceso de desmovilización engañaron al organismo internacional al no desprenderse de todos sus pertrechos.
"Los que no quieren oír buenas noticias se están quedando realmente sin argumentos", dijo Santos al inaugurar en Bogotá la nueva sede de la Contraloría General.
Santos destacó las palabras del jefe de la Misión de las Naciones Unidas en Colombia, el francés Jean Arnault, quien felicitó a las partes por el cumplimiento de lo pactado y dijo que recomendará al organismo aplicar el mismo mecanismo de verificación para la solución de otros conflictos en el mundo.
"Lo dijo ayer (martes) Naciones Unidas: Nunca había sucedido esa rigurosidad, esa forma tan completa de una entrega de armas en ninguna parte del planeta", destacó el jefe de Estado.
Según Santos, que ganó el Premio Nobel de la Paz 2016, las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) entregaron más material bélico por cada guerrillero que en otros procesos de paz.
El ex presidente Uribe (2002-2010), que dirige el partido opositor de derecha radical Centro Democrático, criticó nuevamente el proceso de paz al afirmar que aunque "está bien" que las FARC hubiesen entregado armas, no es verdad que se hayan desprendido de la totalidad de ellas.
Uribe se preguntó, por ejemplo, sobre el destino de 10.000 fusiles que las FARC le compraron a Vladimiro Montesinos hace dos décadas, quien fue asesor del ex presidente peruano Alberto Fujimori.
Sin mencionar a Uribe, Santos indicó que a las 7.132 armas que entregaron los 6.803 miembros de las FARC se deben sumar las que fueron incautadas por las Fuerzas Militares durante años de conflicto.
Tras la entrega de las armas, los miembros de las FARC pasarán a la etapa de desmovilización y de sometimiento a una Jurisdicción Especial de Paz para solucionar sus problemas con la Justicia, en una fase que se extenderá por varios meses.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico