Sanzana también tenía pólvora en sus manos

La pericia que se realizó en las manos de Omar Sanzana, asesinado el 30 de junio de 2013, determinó que también él tenía rastros de pólvora, lo cual indica que habría efectuado disparos. El dato lo aportó la perito bioquímica que declaró ayer. El debate continuará la semana que viene con los últimos dos testigos del juicio que tiene como acusado a Enrique Ezequiel Barros.

Una de las cuatro armas de fuego que se vieron involucradas en el incidente ocurrido el 30 de junio de 2013, y que culminó con el homicidio de Omar Sanzana, pudo haber sido utilizada por la propia víctima. Esa posibilidad surgió ayer a partir de la declaración que efectuó la perito bioquímica que fue convocada por el fiscal general, Adrián Cabral, quien confirmó que el "dermonitrotest" realizado a en ambas manos de la víctima arrojó resultados positivos.
Se explicó también que la pólvora pudo haber llegado a sus manos si este hubiera utilizado sus extremidades con la intención de protegerse del disparo, aunque ninguno de los cinco tiros que recibió fueron cerca de estas, lo cual reduce esa posibilidad. Además, el perito que declaró el día anterior sobre la mecánica del hecho refirió que en la escena del crimen se encontraron evidencias de cuatro calibres diferentes de armas de fuego y los sospechosos del crimen fueron tres.
Ayer también debían declarar otros dos testigos que tenían órdenes de compulsa, pero no lo hicieron porque llegaron demasiado tarde a la Oficina Judicial, por lo que el debate se suspendió hasta la semana que viene.
Hay que recordar que el tribunal que lleva a cabo el juicio está presidido por el juez penal, Alejandro Soñis y lo completan sus pares, Mariel Suárez y Gladys Olavarría. El Ministerio Público Fiscal es representado por el fiscal general, Adrián Cabral, mientras que el imputado está asistido por Francisco Romero.
El homicidio ocurrió el 30 de junio de 2013 luego de que la víctima y su grupo íntimo salieran del boliche Gigante y tuviera una pelea callejera con el grupo que integraba el acusado, entre quienes estaba Néstor Vázquez -absuelto- y Matías Polenta –ya condenado-.
Ese episodio, que no pasó de los golpes de puños, fue disuadido por la policía, pero la esposa de la víctima refirió en el debate que los agresores le hicieron una emboscada cerca de la cancha del barrio San Martín, donde Sanzana terminó asesinado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico