Sarmiento: confesó que durante ocho años abusó de su hijastra

En el marco de un juicio abreviado, el juez de Sarmiento Alejandro Rosales condenó a un individuo a la pena de ocho años de prisión de cumplimiento efectivo, luego de que éste confesara haber sido el autor de los distintos tipos de abusos sexuales que sufrió su hijastra, menor de edad, durante ocho años.

La audiencia de juicio se llevó a cabo en la Oficina Judicial de Sarmiento, en el marco de una causa por el delito de abuso sexual con acceso carnal de una niña de 13 años, agravado por haber aprovechado una situación de convivencia preexistente, en calidad de autor y en los términos de los artículos 119 3° Párrafo inciso "f" y 45 del Código Penal.
El acto judicial fue presidio por el juez Alejandro Rosales. La Fiscalía estuvo representada por el fiscal Herminio Gonzales Meneses y el imputado recibió el asesoramiento del abogado Guillermo Iglesias.
En la oportunidad Gonzales Meneses relató los hechos que figuran en la acusación pública. Destacó que los mismos se registraron desde mediados de 2007 a noviembre del año pasado. De acuerdo a la investigación penal, se pudo establecer que el acusado mantenía una relación de la pareja con la madre de la víctima.
En circunstancias de ausencia de adultos, en la vivienda que compartía el grupo familiar, el imputado incurrió en diversos tipos de abusos sexuales durante ocho años. Asimismo, la fiscalía detalló los 22 medios de prueba testimonial y 19 documentales que la parte acusadora había colectado en el marco de su investigación.
En este contexto, las partes peticionaron al juez la aplicación del instituto de juicio abreviado. Así las cosas, el acusado admitió la existencia del hecho atribuido. También reconoció las conductas que se le atribuyeron.
En ese marco, expresó su conformidad con la vía propuesta por la fiscalía y su abogado defensor. Manifestó que estaba de acuerdo con la pena convenida de ocho años de prisión de efectivo cumplimiento.
Finalmente, el magistrado analizó la seriedad del acuerdo propuesto y resolvió condenar al acusado como autor penalmente responsable del delito enrostrado por el Ministerio Público Fiscal.
Asimismo, dispuso que el depravado deberá cumplir una pena de ocho años de prisión. Por el momento, continuará detenido en la comisaría de Río Mayo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico