Sarmiento: les pidió que hicieran menos ruido y lo apuñalaron

La Fiscalía de Sarmiento imputó a dos jóvenes que apuñalaron a un vecino que solo les había pedido que lo dejaran descansar porque uno de los agresores estaba disparando al aire. Como respuesta, lo golpearon y apuñalaron. La víctima terminó internada y los autores ya están en libertad.

La audiencia de control de detención y apertura de investigación contra Raúl Agustín Cifuentes (25) y Franco David Casimiro (24) se llevó a cabo en la Oficina Judicial de Sarmiento y estuvo presidida por el juez penal Daniel Pérez. En representación de la acusación actuó la fiscal general, Laura Castagno, mientras que los detenidos fueron asistidos por el representante de la Defensa Pública, Tomás Malerba.
El hecho, según relató la acusadora pública, se registró el sábado a las 3 de la mañana en un inquilinato ubicado sobre la calle Zabalo del barrio Parque 21 de Junio. En uno de los departamentos se encontraban los dos imputados junto a un grupo de personas cuando escucharon golpes de piedras que caían sobre el techo. Según los investigadores, Casimiro salió al exterior de la vivienda y habría efectuado varios disparos de arma de fuego en forma intimidante.
En este contexto la víctima, que vive en uno de los departamentos contiguos, se acercó al grupo y les recriminó que por los ruidos generados por ellos, no podía descansar. Como respuesta a su reproche, Casimiro lo atacó con un cuchillo provocándole varios cortes en distintas partes del cuerpo. En tanto, Cifuentes también lo agredió mediante golpes de puño y patadas.
A raíz del ataque, la víctima fue trasladada al Hospital. Los médicos establecieron que sufrió lesiones cortantes en tórax, dorso y antebrazo derecho. Por este motivo resolvieron internarlo y en el momento de la audiencia permanecía en observaciones.
Con respecto a la detención de los presuntos autores, la fiscal informó que fue una vecina quien avisó telefónicamente a la policía alertando sobre los disparos con arma de fuego. Al llegar los empleados policiales al lugar, detuvieron a los dos sospechosos.
Por último, explicó que las calificaciones legales escogidas contra Casimiro fueron las de probable autor de los delitos de abuso de armas, tenencia de arma de fuego sin la debida autorización legal y lesiones graves. En tanto, Cifuentes será investigado por el delito de lesiones graves.
Asimismo, requirió que se declare legal la detención de los dos jóvenes y se le otorgue al Ministerio Público Fiscal un plazo de seis meses para terminar la investigación. También solicitó que se dicte una medida de prohibición de contacto entre los imputados y la víctima.
Finalmente, sostuvo que los detenidos no registraban antecedentes penales computables, por lo que no correspondía solicitar su detención.
En la oportunidad, los imputados utilizaron su derecho a declarar en esta etapa del proceso y relataron su versión de los hechos ocurridos en el patio del inquilinato. A su turno, el defensor Malerba no formuló objeciones a la apertura de la investigación y tampoco a los requerimientos de la Fiscalía.
Así las cosas, Pérez declaró legal la detención, otorgó las medidas solicitadas por el Ministerio Público Fiscal y formalizó la investigación preparatoria de juicio contra Casimiro, en orden a los delitos de abuso de arma y tenencia de arma de fuego sin la debida autorización y co autor del delito de lesiones graves. En tanto, Cifuentes, fue imputado como presunto autor del delito de lesiones graves.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico