Sarmiento: ofrecen un juicio abreviado para el que atropelló a un inspector

Tras reunir dos causas que Marcos Ramírez tenía pendientes, la Fiscalía de Sarmiento presentó un acuerdo de juicio abreviado y le solicitó el juez su homologación.

Los delitos son los de amenazas agravadas, en concurso real con tenencia de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización y atentado agravado contra la autoridad.
La audiencia de juicio abreviado contra Marcos Ramírez (29) se llevó a cabo en la Oficina Judicial de Sarmiento y fue presidida por el juez penal, Daniel Pérez. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal Laura Castagno, mientras que el imputado recibió el asesoramiento del abogado Ricardo Mutio.
En la oportunidad, Castagno indicó que las partes arribaron a un acuerdo para peticionar que se homologue una propuesta de juicio abreviado y agregó que uno de los casos investigados ocurrió el 17 de mayo del año pasado, alrededor de las 20. Ese día, el denunciante se encontraba en el interior de su vivienda, ubicada sobre la calle 20 de Junio, y al salir a la vereda de su casa observó a Ramírez quien se encontraba a bordo de un vehículo Chevrolet Corsa.
Según manifestó el damnificado, el imputado expresó una amenaza verbal. Luego le exhibió un arma de fuego.
Al día siguiente, los investigadores cumplieron una orden judicial de allanamiento en el domicilio de Ramírez. Allí encontraron un rifle automático con cargador y sin municiones. Asimismo, indicaron que el arma de fuego no estaba registrada en el Registro Nacional de Armas (RENAR).
La calificación jurídica escogida por la parte acusadora fue la de autor del delito de amenazas agravadas en concurso real con tenencia de arma de fuego de uso condicionada, sin la debida autorización legal.

LO LLEVO EN EL CAPOT

En tanto, el segundo caso que se incluyó en el acuerdo fue el que ocurrió el 4 de marzo del año pasado, alrededor de las 20:45, en la calle Perito Moreno entre Patagonia y Coronel.
En esa zona, el personal de la Dirección de la Guardia Urbana de la Municipalidad de Sarmiento y de la Comisaría realizaba un control vehicular y de alcoholemia. En esas circunstancias llegó al lugar el acusado conduciendo un Volkswagen Gol. Uno de los empleados de Guardia Urbana le realizó señas para que se detuviera y Ramírez aminoró la velocidad hasta tocar los miembros inferiores del empleado municipal. Luego, el imputado aumentó la velocidad de su rodado.
Como consecuencia de esa maniobra, el trabajador cayó sobre el capot del automotor y el conductor del automóvil lo llevó en ese lugar a lo largo dos cuadras. Finalmente, Ramírez disminuyó la velocidad y la víctima puedo arrojare al suelo.
Asimismo se señaló que el acusado escapó del lugar y evitó el control vehicular dispuesto por los funcionarios públicos.
En este legajo de investigación fue acusado por la Fiscalía como presunto autor del delito de atentado agravado por poner manos en la autoridad.
En este contexto, Castagno enumeró los medios de prueba testimoniales y documentales colectados en la causa. También manifestó que el imputado y su defensor prestaron consentimiento sobre la aplicación de este instituto.
En este marco, el juez Pérez explicó al imputado las características y alcances de este juicio. Así las cosas, Ramírez reconoció la existencia de los hechos, admitió su participación en ellos y aceptó la pena propuesta. Si se homologa el acuerdo, recibir una pena de 2 años y 6 meses de prisión de ejecución condicional.
Por último, Pérez se retiró a deliberar y convocó a las partes a una audiencia de lectura de la resolución que se desarrollará el jueves que viene.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico