Sarmiento: pidieron que lo condenen por lesiones leves

Mauricio Alejandro Contreras fue juzgado como presunto autor del delito de lesiones leves. Fiscalía pidió que le impongan la pena de cuatro meses de prisión.

Mauricio Alejandro Contreras fue juzgado como presunto autor del delito de lesiones leves. El Ministerio Público Fiscal pidió que lo declaren autor penalmente responsable y le impongan la pena de cuatro meses de prisión. El juez Alejandro Rosales resolverá hoy al mediodía.
El juicio se desarrolló en la Oficina Judicial de Sarmiento y el imputado por lesiones leves es Mauricio Contreras (39). El debate fue presidido por el juez Alejandro Rosales, mientras que la fiscalía la representó el fiscal general, Herminio Gonzales Meneses. El imputado, en tanto, fue asistido el abogado de la Defensa Pública, Miguel Moyano.
En la oportunidad, Gonzales Meneses presentó su teoría del caso e indicó que los incidentes investigados ocurrieron el 24 de enero del año pasado, a las 17:15, en la esquina de las avenidas San Martín y 12 de Octubre.

EL CASO
La víctima denunció que al salir del gimnasio del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Chubut, fue interceptado por Contreras, quien se movilizaba en un vehículo de color blanco. El imputado descendió del rodado y agredió a la víctima mediante golpes de puño y puntapiés, provocándole lesiones de carácter leve.
Para el fiscal, esta teoría se acreditará mediante la presentación de las evidencias que se convertirán en prueba y anticipó que solicitará la imposición de una pena de cuatro meses de prisión.
La Defensa Pública, por el contrario, consideró que esa teoría no podrá ser probada porque no se va a configurar elementos que sirvan para arribar a una resolución de responsabilidad penal respecto del imputado.
Para Moyano, la conducta de Contreras se encuentra amparada en una causal de justificación por lo tanto la única solución será arribar a un veredicto de carácter absolutorio.
El acusado utilizó su derecho a declarar y manifestó: "me siento en el banco de acusados y soy inocente. Lo único que atiné fue a defenderme".
Luego relató que desde que ingresó a trabajar en la Cooperativa de Provisión de Servicios Públicos sintió un atosigamiento de parte del denunciante y otros ex compañeros de trabajo.
En ese sentido, describió situaciones relacionadas al ámbito laboral que reflejaban discrepancias con la víctima, vinculadas a criterios de trabajo.
Sobre el episodio ocurrido el 24 de enero del año pasado, indicó que se acercó a la víctima y le expresó que quería hablar con él y tomar un café. Según sostuvo Contreras, fue el denunciante quien lo agredió físicamente. Su reacción fue solamente defensiva.
Finalmente, el imputado expresó que no entendió las razones por las que el Ministerio Público Fiscal había desestimado su denuncia.
A su turno, la víctima declaró que al salir del gimnasio a las 17 caminaba sobre la avenida 12 de Octubre cuando observó a Contreras que se acercó y le dijo: "con vos tengo que hablar". Su respuesta negativa a la propuesta de diálogo provocó la reacción de Contreras, quien comenzó agredirlo físicamente.
Luego, llamó por teléfono a un compañero de trabajo para que lo llevara hasta la comisaría para radicar la denuncia. Al ingresar a la dependencia policial también se presentó Contreras. El acusado habría manifestado su intención de radicar una denuncia porque había tenido un problema de tipo sindical con la víctima.
Asimismo, el tribunal escuchó otros ocho testigos que relataron circunstancias vinculadas al caso investigado.

ALEGATOS
Al momento de los alegatos finales, Gonzales Meneses afirmó que con las distintas evidencias y tras escuchar los testimonios propuestos por las partes se logró acreditar la teoría del caso, de circunstancias, tiempo y lugar en la forma que propuso la Fiscalía al inicio del debate.
En consecuencia, peticionó que se declare al acusado autor penalmente responsable del delito de lesiones leves. Con respecto a la pena, pidió al Tribunal que le imponga una condena de cuatro meses de prisión, más las costas del proceso.
Al momento de analizar atenuantes y agravantes, Gonzales Meneses recordó los antecedentes de Contreras, sobre una sentencia condenatoria por el mismo delito y la misma calificación.
Las últimas manifestaciones de la víctima fueron que deseaba una condena firme por el incidente ya que desde que Contreras había ingresado a su ámbito laboral sintió persecución, llamados de atención, intención de suspenderlo y echarlo.
El abogado defensor sostuvo que su teoría inicial del caso se sostenía y señaló que la precariedad de actuaciones de la Fiscalía respecto de la denuncia presentada por su asistido, evidenciaban que el fiscal obró al margen de la ley y de los principios de objetividad.
En este sentido, afirmó que Contreras fue víctima de una agresión por parte del denunciante y esgrimió una reacción de defensa. Por esas razones, solicitó que dicte el pronunciamiento absolutorio. Subsidiariamente en caso de ser hallado culpable, Moyano pidió que se aplique el mínimo de la pena.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico