Scott Weiland, ícono del grunge, murió a los 48 años

Detrás de sí, Weiland dejó 9 discos con STP, 2 con Velvet Revolver, 1 con The Wildabouts, 4 solistas, 10 bandas sonoras de películas.

El ex cantante de Stone Temple Pilots (STP) y estandarte de la movida grunge de los '90, Scott Weiland, falleció ayer a los 48 años en Estados Unidos, en medio de la gira de su nuevo grupo, The Wildabouts, informó su manager a través de las redes sociales.
Weiland fue encontrado sin vida en el ómnibus de The Wildabouts, donde estaba durmiendo en la ciudad estadounidense de Bloomington, Minnesota, según se dijo oficialmente.
La influencia del cantante fue notable en la música moderna de Estados Unidos, formando en 1988 en California la banda Stone Temple Pilots, junto a al bajista Robert DeLeo, al guitarrista Dean DeLeo y al baterista Erik Kretz, con quienes compuso piezas memorables como "Interstate Love Song" o "Big Bang Baby".
La carrera de STP surgió a la par de Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden y Alice In Chains, otro de los grupos que marcaron un antes y un después en el rock y que pertenecían a la Costa Oeste de Estados Unidos, región de donde también provenían, por aquella época, Faith No More y Kyuss.
Alto, flaco como una espiga, y de barba corta y desprolija, Weiland deslumbró con su baile al público argentino en sus dos conciertos de 2007 con Velvet Revolver, banda que armó con el ex Guns And Roses Slash, y con sus shows de 2010 y 2011 tras reunir nuevamente a STP.
Desde que empezó con la música, la figura del fallecido cantante estuvo vinculada constantemente a las drogas y a su adicción a la heroína, llegando a pasar varios años, en forma intermitente, en rehabilitación, tras lo cual salía y volvía al rock y a los excesos.
Dueño de un temperamento impredecible, tanto sus compañeros de STP como los de Velvet Revolver (también formaban parte los ex Guns Duff McKagan y Matt Sorum y el guitarrista Dave Kushner) tuvieron que echarlo más de una vez, debido a su falta de profesionalismo para llevar adelante proyectos.
Este año, consultado sobre la muerte de Cobain, que estuvo en rehabilitación en la misma época que él, Weiland contestó con una canción de Don McLean: "Ahí estarán, el día que muera, todos esos momentos de muerte del rock and roll. Y esa será la muerte de nuestra generación de rock and roll".
Slash, por su parte, publicó en su cuenta de Instagram: "Mal día: QEPD Scott Weiland", junto a una foto del cantante, al igual que lo hizo Kushner.
"Estamos profundamente mal por la pérdida de nuestro viejo amigo y compañero de banda. Pasamos un buen pedazo de nuestra vida con Scott, e incluso en su etapa más oscura, nosotros tuvimos amor y esperanzas por él. Su arte vivirá en nosotros, de eso no hay ninguna duda", escribió McKagan.
Otro de los que se hizo eco del deceso de Wailand fue el modista estadounidense John Varvatos, quien posteó: "Muy Mal Día. QEPD Scott. Estamos muy mal por haber perdido a un amigo del rock and roll y del alma. Siempre serás echado de menos".
A la tropa de colegas que lo recordaron se sumaron el ex Nirvana Krist Novoselic, el ex Skid Row Sebastian Bach, el guitarrista Joe Satriani, Alice Cooper, Chris Rock, el Mottley Crue Tommy Lee y el grupo Papa Rouch, entre varios más.
Detrás de sí, Weiland dejó 9 discos con STP, 2 con Velvet Revolver, 1 con The Wildabouts, 4 solistas, 10 bandas sonoras de películas y la certeza de haber participado de una movida del rock que todavía hoy sigue influyendo a generaciones de músicos que vieron en STP y el grunge una nueva forma de rockear.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico