Se amplía en Bolivia la ventaja del "No" a una nueva reelección de Evo

Varias de las explicaciones recogidas sobre este resultado oficial apuntan no sólo a las denuncias de corrupción difundidas por la prensa boliviana y sus redes sociales, sino también a problemas internos de la fuerza gobernante.

Escrutado el 72,5 por ciento de los votos en el referendo de este domingo, un 56,5% votó a favor del No a habilitar una nueva reelección del presidente Evo Morales, mientras un 43,2 lo hizo a favor del Sí, según informó el Tribunal Supremo Electoral (TSE), tendencia que de mantenerse significaría la primera derrota electoral del mandatario en sus 10 años de gestión.
"Al 72,5 por ciento de los resultados preliminares que tenemos es que el Sí está en un 43,2 por ciento y el No en un 56,5", afirmó la presidenta del TSE, Katia Uriona, a medios locales en la ciudad de Sucre, donde se realiza el escrutinio al ser la capital constitucional del país.
Los sondeos por recuento rápido difundidos la noche del domingo también daban la victoria al No por un estrecho margen, por lo que la oposición boliviana celebró de inmediato este resultado extraoficial.
Sin embargo, el gobierno insistió en que hay un "empate técnico" y pidió esperar a los resultados oficiales.
Varias de las explicaciones recogidas sobre este resultado oficial, ahora de difícil reversión, apuntan no sólo a las denuncias de corrupción difundidas por la prensa boliviana y sus redes sociales, así como a la quema de la alcaldía opositora de la ciudad de El Alto, vecina a La Paz, donde hubo seis muertos, sino también a problemas internos de la fuerza gobernante, el Movimiento al Socialismo (MAS) y sus organizaciones sociales afines.
El pedagogo, ex cura jesuita y ex viceministro de Interior del presidente Morales, Rafael Puente, destacó, en declaraciones a Télam, que "el primer gobierno de Evo (2006-2010) ha sido el mejor de la historia de Bolivia, por lo que se merece volver a las bases" su conductor.
Pero agregó que "los gobiernos que tienen excesivo tiempo en el poder se obnubilan y pierden calidad de gestión".
En ese sentido, y consultado por la posibilidad de un retorno al poder de la derecha boliviana en el 2019, señaló que "esos sectores la tienen difícil, porque desconocen el país", pero sobre todo, dijo, "no la tienen fácil por el recuerdo de la gente de sus gestiones neoliberales anteriores a la de Morales".
Los sondeos de las empresas Equipos Mori e Ipsos difundidos por medios de prensa locales cuatro horas después del cierre de los colegios dieron al No a la reforma constitucional para habilitar un nuevo mandato de Morales y García Linera, un porcentaje del 51 al 52,3 por ciento y al Sí entre un 47,7 y un 49 por ciento.

SERENIDAD

En ese marco, el presidente Morales pidió a los seguidores del Sí y del No aguardar los resultados oficiales del referendo "con serenidad", y aseguró que con cualquier resultado el proceso de cambio en Bolivia continúa.
"Nosotros respetamos los resultados y vamos a respetar los resultados, sea No o Sí siempre vamos a respetar", aseguró
Por su parte, la misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Bolivia, dijo que detectó algunas irregularidades en el desarrollo del referendo, pero descartó que puedan considerarse pruebas de fraude electoral.
El jefe de la delegación y ex presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, consideró durante la presentación del informe preliminar de la misión que para que las irregularidades se califiquen como fraude, ello "requiere una intención maligna, un propósito malsano para producir la alteración de los resultados".
"Podemos ver irregularidades, podemos ver faltas, podemos ver fallas, pero no estamos hablando de fraude deliberado que tenga como objetivo adulterar los resultados", aseveró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico