Se ausentaron por 50 minutos de su casa y les robaron el televisor

La damnificada del robo contó a este diario que hay vecinos que saben quiénes son los delincuentes y sospechan de un reducidor que compra esos elementos, pero "nadie hace nada". Ante la situación de inseguridad que se vive en ese sector del barrio Ciudadela, sus habitantes convocarán al intendente para plantearle el problema.

Carla habita en el sector de las 81 Viviendas que se encuentran en el final del barrio Ciudadela, donde cruzan las grandes antenas eléctricas que referencian esa nueva zona urbana. En el último tiempo muchos vecinos sufrieron los embates de la delincuencia que ya no respeta "códigos" como ocurría en otros tiempos.
Antiguos delincuentes predicaban: "en el mismo barrio no se roba". Lejos quedó esa frase y los habitantes del complejo de dúplex son blanco constante de robos.
El viernes Carla vivió esa realidad cuando ladrones que habrían vigilado el domicilio dieron el golpe una vez que se ausentó su hijo por el lapso de 50 minutos.
El joven acompañó a su novia hasta la zona céntrica. Tomó el transporte de pasajeros a las 19:20 y regresó a las 20:30. Ese tiempo fue suficiente para que delincuentes barretearan la puerta de la cocina y accedieran al hogar.
Fueron por el objeto más valioso en el mercado ilegal de reducidores: se llevaron un smart TV de 40 pulgadas que la propietaria había adquirido hace tan sólo un mes. Los ladrones también se apoderaron de prendas de vestir, una cartera, billetera con documentación y un reloj. A la vez, revolvieron distintas dependencias en busca de dinero que no había.
La policía de la Comisaría Mosconi tomó intervención en la denuncia y sus pares de la Policía Científica levaron huellas de un zapato.
Si bien los vecinos comentan que "todos saben quiénes son los delincuentes" y que pertenecen al mismo barrio, "nadie hace nada", reclamó la víctima del robo.
Otros habitantes sufrieron robos parecidos. En uno de esos casos, semanas atrás, una damnificada averiguó por su cuenta quiénes eran los autores y se introdujo a la casa de los autores para recuperar los elementos que le habían robado.
Ante la ola de robos, los vecinos dialogaron entre ellos y pedirán una audiencia con el intendente Carlos Linares para tratar el problema.
Carla apuntó que cada vez que llaman a la única cuadrícula policial de Ciudadela concurre, pero no dan abasto. Otras veces no han ido por falta de nafta, argumentaron los propios efectivos a los vecinos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico