Se casó por poder, pero no le permiten la entrada al país a su esposo iraquí

En diciembre Natalia, una comodorense de unos 35 años, se casó en Comodoro Rivadavia a través de documentación con Nasser, un ciudadano de origen iraquí a quien luego la Embajada argentina en Pakistán le negó la visa de turista para viajar a la ciudad. Desde entonces la mujer tramita la autorización para que pueda ingresar al país. Ahora pidió ayuda a la Fundación Cultural Los Cedros, que ya intervino en el caso y realiza gestiones en la delegación de Migraciones de Rawson.

El 15 de diciembre a las 11:30 Natalia se casó con Nasser en el Registro Civil de Comodoro Rivadavia. La comodorense lo hizo presentando documentación que avalaba el consentimiento del ciudadano iraquí, quien se presentó ante un escribano de su país manifestando su voluntad de contraer matrimonio.
La pareja -según pudo confirmar El Patagónico- se habría conocido en un viaje que Natalia hizo a Turquía, donde tomaron la importante determinación que decidieron concretar a la distancia, fijándola en el Registro Civil de Comodoro Rivadavia.
Todo transcurría por carriles normales, más allá de las diferencias culturales, hasta que Nasser solicitó una visa de turista para poder viajar a Comodoro Rivadavia, pero la Embajada argentina en Pakistán, ubicada en la ciudad de Islamabad, rechazó su solicitud sin brindar ninguna explicación. Hay que decir que en estos momentos no existen vínculos diplomáticos directos entre Argentina e Irak. Ambos estados mantuvieron relaciones cordiales desde la creación de Irak tras la Primera Guerra Mundial e intercambio de embajadores desde 1958. La Guerra del Golfo, en 1991, llevó al gobierno de Carlos Menem a alinearse con la coalición liderada por Estados Unidos con cierta exageración: mandó dos naves de guerra para participar simbólicamente del bloqueo naval y ordenó al embajador Jerónimo Cortéz Funes cerrar la embajada argentina en Bagdad. El régimen de Saddam Husein respondió con la misma actitud y desde entonces no hubo contactos diplomáticos.
Con este panorama, en enero Natalia inició los trámites para lograr la autorización del trámite en la Delegación local de Migraciones. Allí presentó toda la documentación necesaria para contraer enlace, pero desde entonces espera respuestas para que su marido pueda ingresar al país y viajar a esta ciudad.

GESTIONES EN COMODORO Y RAWSON
El Patagónico consultó a fuentes oficiales de la dependencia que depende del Ministerio del Interior que conduce Rogelio Frigerio (n). Desde allí confirmaron el caso y señalaron que se está avanzando en el trámite, catalogado como “reunificación familiar”. También prometieron brindar novedades en los próximos días, teniendo en cuenta que el expediente avanza a diario y ayer los encargados del seguimiento realizaban una gira de regulación de inmigrantes por el interior de la provincia.
En forma paralela se confirmó que Natalia inició gestiones con Fundación Cultural Los Cedros de Trelew, la entidad que creó Gustavo Chaina que impulsa la llegada de refugiados sirios a este país.
La mujer vio una nota que el martes publicó El Patagónico y no dudó en contactarse con el hombre ligado a la cultura árabe, quien confirmó que presentará toda la documentación a la oficina de Migraciones de Rawson para tratar de destrabar la situación para que "Nasser pueda ingresar a la ciudad".
"Vamos a tratar de destrabarlo, vamos a estar llamando a la Embajada o al Ministerio del Interior y que se explique cuál es el fundamento coherente para que no pueda ingresar porque él puede viajar en 48 horas y estar en Buenos Aires”, explicó.
"A Natalia no le han fundamentado las razones concretas por las que le niegan el ingreso. Ya envió la documentación y hoy mismo (por ayer) voy a presentarme en Migraciones para el lunes hacer la presentación formal”, señaló.
Fuentes extraoficiales dejaron trascender que el problema que hasta impidió el ingreso de Nasser radicaría en su origen y en las medidas preventivas en materia de seguridad que impone el país ante el terrorismo, además de los permisos especiales que requieren los ciudadanos de algunos países para ingresar al territorio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico