Se complica el estado de salud del hombre al que le rompieron la cabeza

Su hija Mara pide justicia y que los vecinos hablen para que el tercer implicado que no está identificado sea sometido a proceso judicial junto a los dos sospechosos que ya existen en la causa.

Mario Villagra continúa asistido por un respirador mecánico. Su hija Mara pide justicia y que los vecinos hablen para que el tercer implicado que no está identificado sea sometido a proceso judicial junto a los dos sospechosos que ya existen en la causa. La Fiscalía y la Brigada de Investigaciones buscan evidencias, mientras la víctima padece un cuadro de meningitis y de neumonía que lo mantiene al borde de la muerte.
Mara, una de las hijas de Mario Villagra (51) el hombre que fue brutalmente golpeado en la cabeza el domingo 30 de octubre en Misiones y Alsina del barrio Pietrobelli, se acercó ayer a la redacción de El Patagónico para comentar el grave estado de salud de su padre y exigir públicamente a las autoridades judiciales y policiales que detengan a los tres agresores. El hombre fue encontrado inconsciente y con pérdida de masa encefálica en Misiones al 1.200.
Villagra vivía en una casa prestada por un amigo y trabajaba en "changas" que los vecinos le daban. "Mi papá tomaba igual, pero nadie tiene derecho a hacer esto. Yo quiero saber la verdad, necesito respuestas, que se solucione esto", sostuvo Mara.
Hay dos sospechosos que ya fueron identificados y que son sobrinos de una ex pareja de la víctima. Uno de ellos tiene antecedentes. Los agresores que residirían en Kilómetro 8, tenían diferencias con la víctima y solían cruzarse con ella cuando llegaban de visita al barrio Pietrobelli.
Aún se desconocen los motivos de la agresión. Hoy Villagra padece "neumonía y un principio de meningitis", describió ayer su hija. Ese cuadro lo mantiene al borde de la muerte.
"Está en grave estado", lamentaba Mara quien no para de llorar ante la situación. "Hay dos identificados que son ex sobrinos de él, falta un tercero identificar y buscar las pruebas que los incriminen, hay pruebas que se mandaron a analizar" contó la mujer.
"Lo estaban esperando cuando salía de la casa, lo golpearon con una pala, con un fierro, con un palo, mi papá perdió gran parte de la masa encefálica, le extrajeron partes del cráneo, astillas que le habían quedado en la herida, pedazos de sesos quedaron tirados en el piso, yo no quiero esto para nadie. Yo lo veía siempre en los diarios, nunca pensé yo pasar por esto", afirmó Mara.
"Quiero que lo investiguen porque tienen antecedentes, uno de ellos quiso matar a un hombre en Sarmiento", indicó la mujer que espera que los vecinos hablen y pueda identificarse así al tercer sospechoso.
El caso está en manos del fiscal Adrián Cabral y la Brigada de Investigaciones trabaja en procura de recolectar evidencias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico