Se confirmó que la vivienda del prófugo Joaquín Suárez fue alquilada a un policía

Fuentes consultadas en la Unidad Regional de Policía confirmaron la denuncia pública que realizó a través de El Patagónico la madre de Matías Suárez, el joven asesinado hace ocho días en la calle Pasteur del barrio San Cayetano. Un policía reside desde la última semana en la vivienda de la familia de Joaquín Suárez, presunto homicida y primo de la víctima. Quien alquiló la propiedad ubicada frente a la casa del fallecido es un agente de la Comisaría Sexta.

La Unidad Regional de Policía confirmó la denuncia pública que realizó en la edición de ayer de El Patagónico la madre de Matías Suárez (26), el joven que fue asesinado el miércoles 3 de agosto en la calle Pasteur. En la propiedad de la familia de Joaquín Suarez, quien está señalado como autor del homicidio, reside un policía.
Las autoridades policiales confirmaron ayer a este diario que a menos de una semana de cometido el homicidio, la vivienda ubicada frente a la casa de la víctima fue alquilada por un agente de la Seccional Sexta, lo que si bien no es ilegal, resulta cuestionable.
Es que la policía es quien debe buscar al prófugo Joaquín Suárez, con pedido de captura nacional e internacional. Este se encuentra señalado por testigos como el autor del disparo que terminó con la vida de su primo Matías y que ayer cumplió ocho días prófugo de la Justicia.
Según fuentes policiales consultadas frente a la denuncia pública, luego del crimen la madre del presunto homicida puso en alquiler la vivienda y un agente de la Seccional Sexta, jurisdicción que tenía una consigna policial en el inmueble ante posibles represalias, la terminó alquilando.
Uno de los interrogantes más grandes que tiene Alejandra, la madre de Matías, es la actuación de la policía de la Seccional Sexta en el caso, ya que sostiene que ha visto en varias oportunidades cómo llevan a la madre del sospechoso hasta su vivienda a retirar documentación cuando todavía hacía falta realizar algunas medidas judiciales en la casa del sospechoso.
"La trae la policía, es como una burla. Protegen a la familia del asesino. Yo lo único que espero que él aparezca pronto", sostuvo la mujer ante este diario.
Incluso la propia familia de la víctima denuncia que cuando retornaba del sepelio fueron fotografiados por personal policial y que vieron cómo los esperaba la policía detrás del gimnasio Maracaná, en la avenida Polonia, "por si pasaba algo, esperando para venir a reprimir".
La familia de Matías Suárez cree que todavía Joaquín no ha salido del país –ante la presunción de que podría escapar hacia Chile– y sospecha que lo están ayudando.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico