Se cortó el cabello pero la víctima igual lo reconoció

José Antonio Alvarez, el joven de 20 años detenido el viernes a la mañana por personal policial de la Seccional Primera, acusado de protagonizar un violento robo en una vivienda de la calle Sarmiento al 1.000, ayer fue reconocido por la víctima en la rueda de reconocimiento, pese a que se había cortado el cabello.
Alvarez había sido detenido por personal policial de la comisaría céntrica el viernes a la mañana junto a M.L., de 17 años, luego de ser sorprendidos escapando tras un violento robo en una vivienda de calle Sarmiento al 1000.
En ese domicilio, tres individuos rompieron la ventana y redujeron a un joven de 19 años que dormía. Bajo amenazas con un cuchillo, lo encerraron en el baño y luego se alzaron con dinero, prendas de vestir y un televisor LED, señala la denuncia.
Al parecer, un vecino escuchó los ruidos extraños y alertó a la policía. En momentos en que los delincuentes emprendían la fuga, efectivos de la Seccional Primera atraparon a dos de los sospechosos que cargaban los elementos robados. Un tercero logró huir con un bolso que contenía una notebook.
Las detenciones se produjeron sobre las calles Chacabuco y Sarmiento, a escasos metros de donde residen los sospechosos. En el lugar los uniformados recuperaron la gran mayoría de los elementos robados que fueron abandonados por los autores durante la huida.
Alvarez, sobre quien no quedó claro si violó un arresto domiciliario el mismo día en el que el juez Miguel Caviglia le decretó la permanencia continua en su domicilio, dijo que él estaba en la casa ese día pero que su padre no se había dado cuenta informándole a la policía que no estaba.
Ayer Alvarez fue reconocido por la víctima pese a que se cortó el cabello. El damnificado también reconoció ante las autoridades judiciales al adolescente de 17 años que protagonizó el robo. Mientras, otro testigo del robo solo pudo reconocer al menor de edad.
Luego en la audiencia de revisión, Caviglia, el juez natural de la causa escuchó los fundamentos de la funcionaria fiscal María Laura Blanco que solicitó tres meses de prisión preventiva para Alvarez en busca de cautelar el proceso.
El magistrado decretó dos meses de preventiva para el imputado y dos meses de arresto domiciliario para el menor de edad. La Fiscalía tiene seis meses para culminar esta investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico