Se declaró nulo todo lo actuado por el Consejo de la Magistratura contra la juez Mariel Suárez

El Superior Tribunal de Justicia de Chubut acaba de dictar la nulidad de todo lo actuado por el Consejo de la Magistratura en contra de la juez penal de Comodoro Rivadavia, Mariel Suárez, quien producto de ello fue sometida a jury de enjuiciamiento por el cual resultó destituida. Al cabo de dos años sin ejercer el cargo, el máximo órgano judicial de Chubut autorizó su reincorporación como magistrada y ahora, tras quedar desierto el recurso de apelación del Estado provincial y del propio Consejo, los seis ministros que intervinieron en la causa la declararon cosa juzgada.

Los ministros del Superior Tribunal de Justicia de Chubut resolvieron –mediante un fallo fechado el 6 de setiembre-, declarar la nulidad de todo lo actuado en la causa sobre la evaluación del desempeño de la juez penal de Comodoro Rivadavia, Mariel Suárez, ante el Consejo de la Magistratura. En consecuencia se anuló todo lo que siguió a ese pronunciamiento.
Hay que recordar que Suárez fue destituida el 31 de octubre de 2013 por un Tribunal de Enjuiciamiento, instancia a la que fue mandada por el Consejo de la Magistratura del Chubut como resultado de la evaluación a la que son sometidos todos los jueces al cumplir tres años en el cargo, aunque en su caso el examen se demoró más de la cuenta e incluso cambió el resultado inicial, el cual había sido satisfactorio.
Ese cambio fue atribuido a influencias políticas del ex intendente Néstor Di Pierro, quien se negó a retractarse de las declaraciones públicas que hizo en contra de la magistrado, cuestionando su desempeño. La diferencia se hizo evidente después que la juez rechazara allanamientos solicitados desde la Municipalidad para que la Secretaría de Seguridad ingresara a comercios sin habilitación, cuando no hacía falta orden judicial para exigir la habilitación.
Se le cuestionó también a la juez el hecho de liberar presos por teléfono, aunque el propio Consejo de la Magistratura desestimó esa denuncia por tratarse de una práctica habitual dentro de la provincia, en especial cuando el delito atribuido resulta excarcelable.
En definitiva, fue puesta ante el Tribunal de Enjuiciamiento acusada por incumplimiento de sus funciones, por no haber seguido la doctrina del Superior Tribunal de Justicia y por haber confundido las funciones de juez y fiscal al presentarse en un allanamiento.

AMPARO
A todo esto Suárez ya tenía iniciada una acción de amparo que resultó a su favor, tanto en primera instancia como en segunda. De todas maneras el proceso de destitución avanzó y la magistrado pasó dos años sin ejercer el cargo ni percibió salario. En el medio se ensayaron otras causas en su contra que tampoco prosperaron.
La definición sobre su futuro en la judicatura quedó en manos del Superior Tribunal de Justicia, desde donde se debió conformar un tribunal con jueces que estuvieran en la lista de subrogantes, quienes el año pasado resolvieron hacer cumplir la parte del amparo que ordenaba su reincorporación provisoria al cargo. Así fue que Suárez volvió a cumplir funciones como juez penal de Comodoro Rivadavia.
El recurso de apelación que articularon tanto el Estado provincial como el propio Consejo de la Magistratura, en virtud del fallo dictado por la Sala B de la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, quedó desierto y en razón de ello el Superior Tribunal de Justicia declaró cosa juzgada la sentencia que favoreció a Suárez.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico