Se develó que Geréz no tenía drogas de abuso en su cuerpo

A nueve meses de la muerte dudosa de Gustavo Gérez en la comisaría Primera de Caleta Olivia. Sandra Gérez, su hermana habló de los avances en la causa por muerte dudosa que involucra a policías de la Seccional Primera de Caleta Olivia. Por el temporal se debió suspender la marcha prevista, iniciativa que podría retomarse en los próximos días.

Las causas de la muerte de Gustavo siguen siendo una incógnita para los vecinos de Caleta Olivia, aunque parte de su familia denuncia que hay datos concretos que apuntan a un caso de abuso policial. Hasta el momento, el relato policial sobre el acontecimiento da cuenta de que aquel domingo de septiembre, se encontró al joven con el torso desnudo provocando disturbios en la esquina de Beghin y Namuncurá, por lo que se lo trasladó a la comisaría Primera de Caleta Olivia.

Sandra, por su parte, contó a Voces y Apuntes que por la mañana se comunicaron con ella desde la policía para decirle que Gustavo había muerto por sobredosis. Esa versión nunca fue aceptada por la familia y luego del fallecimiento de Geréz, familiares, vecinos y amigos realizaron una serie de marchas frente a la comisaría primera y también por el centro de la ciudad. En la primera de esas marchas, la policía recibió a los manifestantes con una fuerte represión. Luego de este triste hecho, se inició un sumario administrativo como correlato de los hechos, por orden del Ministro de Gobierno, Fernando Basanta, para averiguar las circunstancias del hecho que llevaron a ese resultado.

En ese sentido, Sandra Gerez contó que la causa pasó al juez de recursos por la recusación que el abogado puso al presidente de la junta médica de Río Gallegos luego de la re-autopsia. Además, está a la espera de la respuesta de la pericia que pidieron a través de su médico forense. En esta semana, Sandra volverá a reunirse con su abogado para diagramar los pasos a seguir. Una posible marcha en reclamo de justicia puede surgir de esa reunión.

Un dato importante es que el resultado de la re-autopsia. Según detalló Sandra, no se encontraron drogas en el cuerpo de Gerardo, por lo que el móvil de la policía para detenerlo queda al desnudo. "El no tenía drogas de abuso en su cuerpo y el médico forense explicó que desde hace 6 meses por lo menos que Gustavo no consumía", dijo.

Sandra está convencida de que a su hermano la "mató a golpes la policía" y aduce a esta hipótesis el hecho de que su cuerpo estaba marcado y que a los oficiales "se les fue la mano".

Según recordó la hermana de Gustavo, al momento de ser retenido aquella noche en el móvil policial había 2 oficiales de sexo masculino y una policía mujer. Luego, en la comisaría primera los esperaban al menos 7 policías más. Por lo tanto Sandra entiende que hay implicados entre 12 y 14 personas por el cambio de guardia.

Los nombres de esos policías están identificados y Sandra desea que se hagan públicos. En este sentido, contó que luego de la muerte de Gustavo, hubo otros jóvenes golpeados por la policía a los que los oficiales les decían que "les iba a pasar lo mismo que a Geréz".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico