Se entregó el presunto homicida de Beltrán y atraparon a otro implicado

David Oviedo y Carlos Pérez son hasta el momento los detenidos por el asesinato a tiros de José Luis Beltrán, ocurrido durante la madrugada de viernes en el barrio 2 de Abril de esta ciudad. El primero de ellos sería el más comprometido ya que se presume que fue el autor de los disparos, mientras el restante habría tenido otra participación directa en el brutal acto.

Caleta Olivia (agencia)
Ambos individuos, de aproximadamente 22 y 25 años, se encuentran detenidos en calabozos de diferentes comisarías y en las primeras horas de la tarde de ayer fueron sometidos a declaración indagatoria por el juez de instrucción Mario Albarrán, instancia en la cual también estuvo presente el fiscal de la causa, Gustavo Quiroga.
Debido al hermetismo judicial, no pudieron conocerse pormenores de ese procedimiento, aunque este medio pudo establecer que ambos individuos permanecen detenidos a la espera de que el magistrado resuelva sus situaciones procesales, en tanto se les levantó la incomunicación.
Oviedo permanece alojado en la Comisaria Seccional Primera desde la media tarde del viernes y había decidido entregarse al estar sometido a una intensa presión psicológica ya que fueron los familiares y amigos de la víctima fatal los que aportaron su identidad.
El Patagónico también pudo saber que acordó entregarse a través de un familiar que se comunicó con la División de Investigaciones (DDI) y un grupo de efectivos de esa dependencia (que hasta hace poco tiempo se denominaba División Delitos Complejos) lo fue a buscar al punto acordado, tratándose de un hotel ubicado en el acceso sur. De allí lo llevaron a la Comisaría Primera.

EL HECHO
Aunque no hay precisiones sobre los motivos de la agresión que se convirtió en fatalidad, trascendió que todos estaban compartiendo un asado frente a uno de los edificios de monoblocks identificado con el N° 48, donde precisamente reside Oviedo.
Alrededor de las 4.50, en medio de discusiones, el trabajador petrolero de 30 años, José Luis Beltrán, recibió tres balazos y tras caminar algunos metros, cayó mortalmente herido junto a un contenedor de basura. Allí fue auxiliado por sus familiares hasta que llegó una ambulancia del Hospital Zonal, pero falleció antes de ingresar al nosocomio.
En el sitio del incidente la policía solo halló un cuchillo con manchas de sangre, algo que resulta un misterio porque al realizarse la autopsia, no se habrían hallado heridas de arma blanca en el cuerpo de Beltrán, en tanto que los proyectiles los tenía en el pecho, en el abdomen y en un omóplato.

ATRAPAN AL OTRO SUJETO
En total policías de diferentes dependencias, incluyendo los de diferentes fuerzas especiales, realizaron cuatro allanamientos ordenados por la justicia. Los tres primeros se realizaron el viernes en departamentos del edificio donde residía Oviedo y en viviendas ubicadas en la calle Carol English al 1.500 (barrio Vista Hermosa) y en la calle Cerro Murallón (barrio Costa del Sol).
En este último sitio fue detenido otro de los principales sospechosos de haber intervenido en el crimen, Carlos Pérez, pero además se incautó un automóvil para ser sometido a peritaje y dos plantas de marihuana, por lo cual se abrió una causa paralela dándose intervención al juzgado federal.
Pérez fue alojado en un calabozo de la comisaría Segunda, en tanto que ayer por la mañana la DDI realizó el cuarto allanamiento en la zona de chacras donde residen familiares del mismo, pero no se encontraron otros elementos que pudieran tener vinculación con la causa.
A todo esto, vale señalar que el arma de fuego con la que se perpetró el homicidio aún no aparece y los investigadores están evaluando diferentes hipótesis sobre sus causas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico