Se escuchó a los primeros testigos en el juicio por la desaparición de Iván Torres

Los primeros testigos ofrecidos por las partes para el juicio que se lleva a cabo por la desaparición forzada de Iván Torres, comenzaron a declarar ayer. En total fueron nueve los que se presentaron. Por los contratiempos, la jornada se desarrolló durante la mañana y se reanudó a las 17. Hoy no habrá debate, el cual se retomará mañana.

De los siete testigos que debían presentarse ayer por la mañana ante el Tribunal Oral Federal (TOF), sólo lo hicieron dos: el chofer y el encargado de turno del móvil del Comando Radioeléctrico que la noche del 26 de setiembre trasladaron a Iván Eladio Torres (24) junto a otro joven de apellido Alvarez a la Seccional Primera. En tanto, se comunicó a la Secretaría que cuatro de los testigos no fueron encontrados y en consecuencia no fueron notificados, mientras que el restante falleció.
Una vez que se conocieron los nombres de los testigos que no habían sido encontrados, entre los propios imputados advirtieron que se trata de camaradas que en la actualidad trabajan en distintas dependencias de Comodoro Rivadavia, por lo que durante un cuarto intermedio se hicieron llamados telefónicos a sus respectivos trabajos y así se logró que comparecieran.
Uno de ellos, incluso, estuvo a punto de quedar detenido a pedido del titular de la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN). Se trata de Miguel Angel Palazzini, a quien llegaron a considerar "testigo reticente", aunque el tribunal no hizo lugar después de deliberar la petición durante un cuarto intermedio.

ESTABA TRABAJANDO
El testigo en cuestión es un policía al que tomaron por sorpresa en su trabajo para que concurriera a declarar y a los jueces Enrique Jorge Guanziroli, Pedro José de Diego y Nora Cabrera de Monella, les hizo saber que nunca había sido notificado y que prácticamente no se acordaba nada sobre las fechas en las que giraron las preguntas.
Tal como informó El Patagónico en su edición anterior, las fechas claves son las del 26 de setiembre de 2003 y la del 2 de octubre del mismo año. En la primera de ellas Torres fue trasladado a la Seccional Primera por un móvil del Comando Radioeléctrico porque el telefonista de una agencia de remises que funcionaba frente al Hospital Regional llamó pidiendo presencia policial.
El hombre temía que los dos jóvenes que estaban a un costado del predio fueran a robarle. La policía acudió por ese llamado, los demoró y los trasladó, pero a Torres lo dejaron irse desde la comisaría porque ya se contaba con su ficha. No así a su compañero que quedó demorado por averiguación de antecedentes.

MALA MEMORIA
Los policías que tuvieron a cargo esa tarea de traslado fueron los primeros en declarar ayer y confirmaron que ellos hicieron una ficha de identificación de ambos jóvenes para archivarla en el Comando e informarlo luego a la Unidad Regional, tras lo cual continuó el patrullaje por la ciudad.
Esa misma noche, casi al mismo tiempo, se produjo un hecho "con autores" (como se precisa en el léxico policial cuando existen detenidos por algún delito) y fue por el ocurrido en un vehículo estacionado en Las Torres. El oficial que intervino en esa detención también declaró ayer y para él se pidió la detención.
Es que a Palazzini le llamó la atención de que se acordara con tantos detalles de ese hecho menor y no recordara nada sobre el caso Torres, como las hipótesis de trabajo o tareas investigativas en procura de encontrar al desaparecido, siendo que no se trataba de una averiguación de paradero sino de una denuncia penal en la cual se sospechaba de la propia policía.
En general, los cinco testigos que declararon por la mañana no pudieron precisar si se realizaron tereas investigativas o rastrillajes relacionados con la denuncia de desaparición y desde que comenzó el juicio, tanto los indagados como los testigos coincidieron en que el 2 de octubre no fue visto Torres por ninguno de ellos.
El debate continuó ayer por la tarde y hoy no habrá actividad en este juicio, por lo que la tercera jornada será mañana desde las 9.
Hay que recordar que en carácter de procesados llegaron a esta instancia Juan Sandro Montecino, Marcelo Miguel Alberto Chemín, José Luis Bahamonde, Nicolás Alfredo Fajardo, Mario Alberto Gómez, Héctor Enrique Cocha, Santiago Antonio Rodríguez, Roberto Damián Soto, Rosana Elizabet Soler, Hernán Eliseo Leiva, Pablo Miguel Ruiz, Sebastián Florentino Sifuentes, Sergio Omar Thiers y Fabián Alcides Tillería.
Al tribunal que preside Guanziroli se suma la juez Federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez. La parte acusadora la integran el fiscal general, Teodoro Nürnberg, junto a Miguel Angel Palazzini de la (PROCUVIN), mientras que los procesados son asistidos por tres abogados, entre ellos, el Defensor Público, Sergio Oribones.
El hecho llevado a juicio tiene que ver con la desaparición forzada de Torres (26), la cual data del 2 de octubre de 2003 y se le atribuye el hecho al personal policial de la Seccional Primera.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico