Se largó la milonga

Ayer a la tarde comenzaron las milongas que van a continuar durante todos los domingos del verano. La cita es en la glorieta de la plaza Carlos Gardel del barrio 9 de julio. La actividad es organizada por los ballets Proyección Sur y el Grupo Renacer, que dirige Mónica Totino, y es libre y gratuita.

Ayer a las 16:30, mientras el sol castigaba a una ciudad desbordada por un nuevo y lamentable hecho policial, en la glorieta de la plaza Carlos Gardel hubo un momento para el esparcimiento y para el baile, ya que Proyección Sur y el Grupo Renacer dieron inicio a las milongas domingueras.
Durante gran parte de la tarde las parejas bailaron tango y folklore y aquel o aquella que quería aprender, tuvo la posibilidad de recibir las lecciones de la responsable de los dos ballets, la profesora Mónica Totino.
Además de las parejas que vinieron ya constituidas, como sucede en toda milonga, en la tarde de ayer se armaron varias, que ya prometieron volver el domingo próximo para “gastar las tabas” y pasar “un buen momento”, como acotó a El Patagónico uno de los que tuvieron la posibilidad de trazar algunas figuras y cortes sobre la glorieta.
“Para nosotros esto es una cosa muy linda porque nos permite seguir expandiendo esta pasión. Fuimos los impulsores de esta glorieta y si bien faltan algunos detalles, ahora que la tenemos, queremos aprovecharla”, acotó Totino, que rompió el baile junto con Carlos Cató, uno de los principales difusores del 2 x 4 en la ciudad.
La actividad está pensada para todos aquellos que quieran acercarse, pero también para que los abuelos del Hogar Pablo VI tengan la posibilidad de hacerse una escapadita a la plaza del lado, ya sea para bailar o para mirar a aquellos que ya tienen cierto dominio del piso y de los pasos.
La cita es todos los domingos, a partir de las 16:30, en la plaza Carlos Gardel del barrio 9 de Julio, donde Totino promete que siempre habrá tango y folklore para quien quiera disfrutarlo y/o aprenderlo.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico