Se mejoró la evidencia genética, pero no es compatible con la del sospechoso

La búsqueda del depravado que actuó en complicidad con Miguel Ángel Pallalaf, durante la violación y homicidio de la niña Yasmin Chacoma "ocurrido el 14 de setiembre de 2013" tendrá que continuar porque la evidencia genética que se envió a analizar no es compatible con la del sujeto que los investigadores tenían bajo sospecha.

Tal como informó El Patagónico en su edición del jueves 26, la Agencia de Delitos Sexuales de la Fiscalía local llevó a cabo una serie de medidas científicas con el objetivo se corroborar una hipótesis de investigación, la cual tenía a un sujeto con antecedentes por violación bajo sospecha.

Hay que recordar que en el marco de la causa por la violación y muerte de Yasmin Chacoma (11) existe una evidencia genética que fue levantada del cuerpo de la víctima, pero que no se llegó a completar con la cantidad de patrones mínimos que se requieren para la obtención del ADN. Esa evidencia fue enviada a analizar al CENPAT y los expertos pudieron mejorarla, aunque no se llegó a completar al nivel que se requiere.

No obstante, con la información que existe en ella se cruzaron los datos con los registros de ADN que se tiene respecto de una persona que figura como sospechosa, aunque ese resultado fue negativo. "Por ahora la prueba será mantenida en resguardo hasta que surjan nuevos elementos", le dijo el fiscal general Martín Cárcamo a este Diario.

ABERRANTE

Hay que recordar que desde el inicio de la causa se conoció que en el aberrante hecho actuaron dos personas y gracias a las evidencias genéticas que pudieron recolectar los expertos de la Policía Científica, se obtuvo el ADN de Pallalaf.

Pero ello no fue todo, ya que también se estableció que otra persona participó del macabro episodio, aunque no se llegó a completar el perfil genético del segundo interviniente, debido a la escasez de los patrones genéticos obtenidos.

Los investigadores jerarquizaron la información obtenida y en breve identificaron a Pallalaf, gracias al banco de datos genéticos que tiene el Superior Tribunal de Justicia de Chubut (STJ) sobre personas condenadas por delitos sexuales.

Las energías se centraron en ese imputado y la causa logró el éxito esperado, con el correspondiente juicio oral y la posterior condena a prisión perpetua, la cual fue confirmada en segunda instancia y todavía resta conocer la resolución que adoptará la Sala Penal del STJ, donde llegó la causa en consulta debido al monto elevado de la pena.

Se debe tener presente que el hecho ocurrió el sábado 14 de setiembre de 2013 cuando Yasmin (quien junto a su madre y hermanos residía en un departamento de las 1008 Viviendas) fue a comprar al supermercado La Anónima de la avenida Chile y de allí fue llevada engañada por Pallalaf y un cómplice que nunca fue identificado.

La nena de 11 años fue violada y asesinada en un descampado de Radio Nacional. El cuerpo fue encontrado dos días después y desencadenó una pueblada que durante gran parte de la jornada dejó sin servicio de transporte público a la ciudad, ya que se montó un piquete en el acceso a la terminal ubicada en proximidades de las 1.008.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico