Se quebró y confesó el crimen de Brenda: "Me mandé un cagadón"

Se trata de un peón de campo que fue detenido por el femicidio y violación de Brenda Arnolettom en Pozo del Molle. Cuando declaró se auto incriminó.

Un trabajador "golondrina" fue detenido este miércoles, acusado de violar y asesinar a Branda Arnoletto, la joven de 24 años que fue encontrada sin vida en una obra de construcción en la localidad cordobesa de Pozo del Molle.

El hombre, mayor de 30 años, había sido llamado a declarar como testigo, pero en el momento de su declaración, se autoincriminó y dijo "me mandé un cagadón", por ese motivo el fiscal tuvo que detener el proceso y luego le volverán a tomar declaración. Según fuentes policiales, el detenido tiene antecedentes por ataques sexuales.

El fiscal René Bossio, quien investiga el crimen de Brenda Arnoletto, señaló que la joven murió por "asfixia por estrangulamiento y como se preveía, fue abusada sexualmente".

"No descarto que en el asesinato de Brenda pueda haber actuado más de una persona", había señalado más temprano el fiscal.

"Fue un abuso fuerte, con lesiones tanto vaginales como anales", precisó, y añadió: "Fue sumamente golpeada, presenta escoriaciones en todo el cuerpo, lesiones extra genitales en ambas piernas propias del abuso, traumatismo en cuero cabelludo y contusiones pulmonares".

El cadáver de Brenda apareció en una obra en construcción cercana a una escuela, con evidencias de fuertes lesiones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico