Se quiso tomar medio kilo de cocaína para no ir preso

El joven llevaba casi medio kilo de cocaína dentro de un transporte de larga distancia, pero se le cayó el paquete delante de su acompañante que resultó ser un policía de civil.

Una insólita situación se vivió ayer en un micro de la empresa Cono Sur que viajaba hacia Junín de los Andes cuando un pasajero quiso evitar ser descubierto mientras llevaba cocaína, inhaló el producto y terminó internado en el hospital.

El joven de 20 años llevaba entre sus pertenencias una mochila que contenía casi medio kilo de cocaína y unos gramos de marihuana. En cierto momento, el hombre se descuidó y se le cayó un paquete con la droga delante del acompañante de su asiento. El joven, que se vio acorralado por la mirada de la persona, intentó sobornarlo para que guarde silencio sin advertir que su acompañante era un policía civil.

En ese momento el agente y el muchacho comenzaron en un forcejeo cuando el efectivo quiso detenerlo para entregarlo a las autoridades. Una vez que fue reducido, se dio intervención a la seccional local donde horas más tarde se hizo cargo de la causa la Dirección de Antinarcóticos de la Policía de Neuquén.

Sin embargo, horas más tarde el joven debió ser internado en el Hospital de Junín debido a que se descompensó producto de haber consumido parte de la droga que llevaba informó LMNeuquén. Afortunadamente en horas de la tarde ya estaba fuera de peligro, y permanecía con custodia policial. Quien lleva adelante la causa, es la Jueza Federal de Zapala, Silvina Domínguez, y hoy será trasladado hacia la ciudad de Zapala.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico