Se registraron temperaturas más altas y el 2016 podría ser el año más caluroso

El récord a nivel mundial de temperaturas medias durante el primer semestre de 2016 podría convertir este año en el más caluroso de la historia, de acuerdo a un estudio realizado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM). En Argentina se registraron temperaturas mínimas por encima del promedio.

Las temperaturas medias mundiales durante los primeros seis meses de este año volvieron a batir nuevas marcas, y el 2016 va en camino a convertirse en el año más caluroso de la historia. Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM) la temperatura media del primer semestre de este año estuvo 1,3 grados centígrados por encima de la media de la era preindustrial, a finales del siglo XIX.

En la Argentina si bien enero fue un mes sin datos destacables, febrero arrojó condiciones mucho más cálidas de lo habitual, fundamentalmente en lo relativo a las temperaturas mínimas que batieron récords en varias ciudades del centro y norte del país; así lo indicó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En el caso de la Patagonia (principalmente Chubut, Río Negro y sur de La Pampa) hubo desvíos de las máximas medias que redundaron en un febrero más frío de lo habitual con anomalías de hasta menos dos grados en promedio mensual.

Santa fe, Santiago del Estero y Córdoba registraron cuatro grados más en la temperatura media para ese mes mientras que en Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza hubo anomalías en las temperaturas máximas medias de entre 2 y 3 grados.

Mientras que en el centro de la provincia de Buenos Aires hacia el norte del país hubo, en varias capitales provinciales, anomalías positivas (más calor) en las temperaturas mínimas, lo que hizo que el descanso nocturno sea menos confortable.

5.1. GOLPES DE CALOR.jpg

"Durante el verano, lo que predominó en Argentina fueron las altas presiones que favorecieron los días despejados o con pocas nubes, que durante esa estación genera temperaturas elevadas. Sin embargo -advirtieron- en marzo esa tendencia se revirtió: la región mesopotámica se presentó más fría que lo normal para la época, mientras que sobre la Patagónica hubo frecuencia de días con elevadas temperaturas".

El informe de la OMM reveló que junio fue el decimocuarto mes consecutivo más caluroso tanto en la superficie terrestre como de los océanos: "otro mes, otro récord, y así otro y otro. La tendencia al cambio climático está alcanzando nuevas escalas, intensificadas por el fuerte fenómeno de El Niño entre 2015 y 2016", explicó el secretario general del organismo, Petteri Taalas.

La consecuencia es que el mundo afrontará más olas de calor, lluvias muy intensas y ciclones tropicales de mayor impacto. En el Ártico, además, el calor condujo a que el deshielo anual se produzca en forma anticipada y en pleno verano cubre el 40 por ciento de lo que solía cubrir en la década de 1970 y principio de los ochenta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico