Se rompió la alianza de gobierno en Brasil y se agrava la crisis política

La decisión, un duro revés para Rousseff, fue tomada por unanimidad por la dirección nacional del PMDB, el partido más grande del país que ordenó a sus afiliados que dejen todos los cargos en el Ejecutivo.

El Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el vicepresidente Michel Temer, resolvió ayer romper su alianza con el oficialista Partido de los Trabajadores y declararse "independiente" del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.
La decisión, un duro revés para Rousseff, fue tomada por unanimidad por la dirección nacional del PMDB, el partido más grande del país que ordenó a sus afiliados que dejen todos los cargos en el Ejecutivo. De este modo, es inminente la salida de los seis ministros que todavía permanecen en el gabinete.
Sin embargo, Temer seguirá al frente de la vicepresidencia, es decir que si en los próximos días avanzara alguno de los pedidos de impeachment contra la Presidenta, él podría asumir al frente del Ejecutivo. De hecho, el PMDB se declaró independiente del intento del juicio político.
La salida del Partido del Movimiento Democrático Brasileño de la alianza con Dilma genera un serio problema para la Presidenta por el proceso de juicio político que se le inició en el Congreso y que podría terminar con su mandato al frente de la Nación.
Según publican los medios brasileros, el vice presidente tiene un plan de gobierno en caso de que Dilma sea destituida, que incluye recortes de los programas sociales, privatizaciones y una mayor apertura comercial.
Temer había adelantado a Lula Da Silva el domingo pasado que la ruptura con el PT era irreversible. La decisión, en principio, terminará con la renuncia de los 7 ministros que tiene el PMDB en el gabinete.
"A partir de hoy, en esta reunión histórica para el PMDB. El PMDB se retira de la base (aliada) del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y nadie en el país está autorizado a ejercer ningún cargo federal en nombre del PMDB", expresó el senador Romero Jucá, primer vicepresidente de la mayor fuerza política de Brasil, que presidió el encuentro ante la ausencia de Temer.
El PMDB posee las mayores bancadas de diputados y senadores, además de ocupar las presidencias de ambas cámaras -Eduardo Cunha al frente de Diputados y Renan Calheiros al frente del Senado- y tiene el mayor número de afiliados entre todos los partidos del país.
Hasta el lunes, el partido tenía siete ministerios bajo su comando. Pero en una anticipación de lo que sería la resolución tomada hoy, el titular de Turismo, Henrique Eduardo Alves, entregó el cargo.
Ahora, deberán hacer lo mismo, o desafiliarse del partido, los ministros de Aviación Civil, Mauro Lopes; de Minas y Energía, Eduardo Braga; de Puertos, Helder Barbalho; de Salud, Marcelo Castro; de Ciencia y Tecnología, Celso Pansera, y de Agricultura, Kátia Abreu.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico