Se suspendió la primera audiencia del juicio por la muerte de Faúndez

Esta mañana estaba previsto que se lleve adelante en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia la primera audiencia del juicio por la muerte del canillita Sergio Faúndez. La misma se pasó para el jueves, dado que este lunes, el único imputado que tiene la causa, Brian Smith cambió de abogado.

Este lunes, familiares y amigos de Sergio Orlando Faúndez asistieron a lo que iba a ser la primera de las tres audiencias previstas del juicio por la muerte del canillita y que tiene como único imputado a Brian Smith. La misma se tuvo que suspender, aseguraron a El Patagónico los familiares de Faúndez, porque "Smith cambió de abogado y no tenía cómo defenderse, eso nos informaron a nosotros".

De esta manera, la audiencia pasó para el próximo jueves al mediodía (12.30 horas) cuando Smith presente un nuevo abogado defensor.

Por su lado, Mabel Jaramillo, madre de Sergio expresó a El Patagónico que "ya hace un año y medio de esto y él (Brian Smith) cambió de abogado justo hoy, quiere prorrogar el juicio", consideró la mujer y explicó que "lo que pasa es que no tiene y no sabe cómo defenderse. Encima siempre está ofreciendo plata, hoy llevó la fotocopia del recibo de sueldo y ofreció el 20 por ciento de su sueldo", dijo indignada Jaramillo

"Yo sé que esto no me va a devolver a mi hijo, ni tampoco me va a pasar el dolor, pero quiero que pague en la cárcel, después tendrá la justicia la divina", pidió la mamá de Faúndez.

LA MUERTE DE SERGIO

Sergio Faúndez falleció en la madrugada del 21 de enero del año pasado cuando se dirigía al trabajo en su motocicleta con la que repartía diarios. Mientras esperaba el cambio de luz del semáforo en las calles Rawson y Belgrano, Brian Smith, a bordo de una Fiat Strada, embistió y arrastró al motociclista que debido a las graves lesiones falleció casi en el acto.

La excesiva ingesta alcohólica del imputado -que al momento del test arrojó una cantidad de 2,96 gramos de alcohol por litro de sangre- fue algo que se destacó por parte de la Fiscalía al hacer referencia a la imprudencia, negligencia y conducción antirreglamentaria a la que refiere el artículo 84 del Código Penal, el cual fija penas que van de los 2 a los 5 años de prisión y hasta 10 años de inhabilitación para conducir.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico