Se viene la última función de integrantes de la "Generación Dorada" de Argentina

Se trata de Emanuel Ginóbili, Luis Scola, Andrés Nocioni y Carlos Delfino, los cuatro jugadores que lograron el oro en Atenas 2004. La transición está en marcha.

El seleccionado de básquetbol masculino de la Argentina, con cuatro integrantes de la Generación Dorada en actividad, mostrará en los próximos Juegos de Río de Janeiro que la transición está en marcha, aún cuando los resultados recién podrían evaluarse dentro de un futuro ciclo olímpico.
El equipo albiceleste que, dentro de menos de dos semanas, verá acción en el Arena Carioca I tendrá en sus filas a Emanuel Ginóbili (39 años), Luis Scola (36), Andrés Nocioni (36) y Carlos Delfino (33), importantes actores de las mejores escenas del básquetbol local como lo fueron el subcampeonato mundial en Indianápolis (2002), la medalla de oro en Atenas (2004) y el tercer puesto en Beijing (2008).
El almanaque es implacable para todos y, más allá de que las condiciones técnicas de los citados se mantienen intactas, otros 'fantasmas' invaden el seno del equipo del DT Sergio Hernández. Uno de ellos son las lesiones.
De hecho, Delfino recién pudo el viernes pasado en el amistoso contra los Estados Unidos en Las Vegas volver a sentirse competitivo dentro de un rectángulo de juego, después de una inactividad de más de tres años, a causa de una fractura en el hueso escafoides de su pie derecho.
Ginóbili, quien se perdió la Copa del Mundo España 2014 por una fractura por estrés en el pie derecho, se movió 'entre algodones' durante las últimas dos semanas y no actuó en los ensayos ante Nigeria (92-96; 101-79), justamente el que será el primer rival de los Juegos el domingo 7 de agosto.
Nocioni experimentó distintos inconvenientes a principios de año con un traumatismo en uno de sus hombros que le impidió jugar para el Real Madrid durante un tramo importante de la Euroliga, donde el equipo 'merengue' fue eliminado prematuramente.
El recambio generacional involucra a Nicolás Laprovíttola (26), Facundo Campazzo (25), Patricio Garino (23), Nicolás Brussino (23) y Gabriel Deck (21). Pero a la mayoría de ellos les falta aún el rodaje internacional y el roce típico de esta clase de certámenes, en el que "hay finales todos los días" como dijo el DT Hernández.
Además, Argentina continúa penando con un talón de Aquiles llamado "la pintura" o el juego interior, en donde la diferencia de tallas que exhiben Marcos Delía (2,10 metros) y Roberto Acuña (2,00) con pivotes de otros seleccionados es sensiblemente notoria.
Entonces, esa zona de la cancha puede ser gravitante en los futuros compromisos y no suena a descabellada la frase que el santafesino Delfino le espetó a Télam, en uno de los entrenamientos del seleccionado albiceleste: "El que le ganamos a Nigeria en Las Vegas puede ser el único triunfo que obtengamos en la preparación. Y eso también incluye a los Juegos (Olímpicos) en sí", describió con naturalidad.
El combinado de Hernández debutará en Río de Janeiro el domingo 7 midiéndose con Nigeria (22:30), en partido por la zona B. Luego se enfrentará sucesivamente con Croacia el martes 9 (22:30), con Lituania el jueves 11 (22:30), con Brasil el sábado 13 (14:15) y con España el lunes 15 (19:00).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico