Se viene un torneo solidario de futsal en la escuela 797

La escuela secundaria con orientación en Educación Física no fue ajena al temporal que afectó a 30 familias de alumnos. Desde el inicio de la catástrofe se constituyó como un comedor, hasta que los estudiantes de sexto propusieron ayudar a sus pares a través de un certamen, donde la entrada será un alimento no perecedero.


Un torneo de fútbol de salón mixto e interno de los alumnos de la escuela secundaria 797 –que funciona en los anexos de la escuela 34 del barrio La Floresta y la 184 del San Martín–, será el motor de solidaridad por el cual los alumnos de sexto año pondrán en marcha el certamen que el sábado 20 jugará sus instancias finales en el gimnasio municipal 1, desde las 9 hasta las 16. La entrada será un alimento no perecedero, para ayudar a las 30 familias del establecimiento que aún sufren las consecuencias del temporal.
"Hay inscriptos 14 equipos que el miércoles 17 jugarán la primera instancia de clasificación en el salón de usos múltiples, que compartimos con la escuela 34. Pensamos en un torneo mixto y sólo para alumnos de la escuela, porque no disponemos de un mayor espacio para hacerlo abierto a la comunidad", sostuvo la abanderada Candela Gutiérrez, que forma parte de la camada que serán los primeros egresados con la orientación en Educación Física.
El torneo de fútbol de saón solidario vino a consecuencia de otros gestos previos que vivió la escuela apenas el temporal comenzó a mostrar la magnitud de su presencia en los barrios de la zona oeste de la ciudad donde funcionan los anexos de la escuela.
"Primero comenzamos brindando desayuno y merienda para los estudiantes. Y también armando viandas de comida y lo que haga falta para las familias de los chicos. Todo en forma espontánea y con varios profesores que se acercaron a colaborar", comentó la directora de la escuela Carina Alvarado.
De pasar a ayudar a los alumnos, se acercaron las familias del sector y se amplió la atención gestionando colchones y ropa desde la entidad escolar.
Los estudiantes de sexto año fueron los primeros en sumarse a la propuesta. Por ello, una vez que se reanudaron las clases y tras una jornada de reflexión.
"Fue en el marco de la materia del profesor Lucas Kamman que nos propusimos hacer algo solidario a través del deporte. Y por eso salió este torneo de fútbol de salón que busca ser un puente más para ayudar a nuestros compañeros. Armamos el proyecto, se los presentamos a la Dirección, nos aprobaron. Y ahora buscamos que se acerque el sábado (20) al municipal 1 para colaborar", concluyó Candela.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico