Secuestran 6 explosivos de alto alcance en una semana

Luego de que un vecino acercara a la vecinal de un barrio de Trelew una ojiva de explosivo que tenía como reliquia por seguridad, otros vecinos que contaban con este tipo de material entregaron otros 5 que fueron resguardados por la Brigada de Explosivos.

El material bélico, en algunos casos tendría una carga explosiva de más de cinco kilos, fue entregado por vecinos que tenían las ojivas en el jardín de sus casas a modo de reliquia ignorando, lógicamente, el riesgo que ello implicaba.

El subcomisario Diego Facciuto, coordinador y máximo responsable de todos los peritos en explosivos que tiene la policía provincial destacó en una charla con radio Cadena 3 Patagonia que estos hechos que vienen dándose en los últimos días en la zona no son nuevos.

Recordó que "en el año 2007 hubo dos circunstancias puntuales en las que el personal de la Brigada de Explosivos de la Policía provincial procedió a la destrucción del material bélico denunciado, haciéndolo en el mismo lugar en el que fuera hallado"

Y puntualizó que en aquella ocasión "hubo un procedimiento de destrucción en el sector de "El Elsa", en Playa Unión y otro en Puerto Madryn", indicó, insistiendo en "la peligrosidad de que estas municiones estén en poder de civiles".

Facciuto viene realizando desde hace varios años un trabajo silencioso consistente en la búsqueda de los técnicamente denominados UXOS (Unexploded Ordenance); sigla internacional con la que los operadores de explosivos denominan de manera generalizada a todo rezago bélico que es hallado.

"Cuando son halladas, este material bélico suele presentar un aspecto inofensivo, dado que en la mayoría tienen óxido sobre la superficie metálica", explicó Facciuto. "Pero esto es solo una apariencia, porque la carga explosiva; cuyo kilaje depende del calibre y tipo de ojiva, se conserva intacta en el interior de la ojiva y la detonación no se produjo por una cuestión de azar. Bastaría solo el movimiento necesario para que se accione el mecanismo percutor de la espoleta y ésta a su vez excite a la carga explosiva para que finalmente se produzca la explosión".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico