Secuestran un Audi blindado y una camioneta robada a una empresa

A partir de dos denuncias recibidas por la policía durante las últimas 24 horas en perjuicio de una empresa de servicios petroleros, personal de la Seccional Sexta descubrió durante un allanamiento que el sospechoso tenía un coche blindado, lo que está penado por la ley. Además, encontraron la Toyota Hilux robada a la empresa damnificada y dos armas de fuego. Al cierre de esta edición, la Justicia definía la situación procesal del residente de la vivienda.

Un gran despliegue policial se registró ayer por la tarde en el barrio Pueyrredón y se extendió hasta horas de la noche con importantes secuestros de vehículos y armas. Lo que llamó más la atención a las autoridades policiales fue la presencia de un coche marca Audi con los vidrios y los paneles del habitáculo blindados, aseguraron fuentes oficiales a El Patagónico.
Según explicó el jefe de la Seccional Sexta, comisario Martín Pedraza, durante la jornada del miércoles recibieron una denuncia por parte de la firma San Antonio Internacional que se dedica al rubro de la industria petrolera.
En su base que se encuentra en el camino que conecta el Roque González con el barrio Laprida sufrieron un cuantioso robo de herramientas valuado por la empresa en $1.200.000. Allí, los uniformados comenzaron con las averiguaciones para tratar de esclarecer el delito.
Y ayer durante la mañana los representantes de la misma firma denunciaron en la comisaría del barrio San Cayetano que en horas de la madrugada les habían sustraído una camioneta Toyota Hilux del predio de la firma.
Los policías obtuvieron datos certeros de dónde podría encontrarse dicho vehículo y se realizaron las diligencias judiciales de rigor para que el Ministerio Público Fiscal solicitara al juez de turno una orden de requisa domiciliaria en la calle Olavarría 925, a pocos metros de Kennedy, en el barrio Pueyrredón.
Allí se hallaba la buscada Toyota Hilux, la cual ya había comenzado a ser adulterada debido a que le faltaban las chapas patentes, precisaron las mismas fuentes. En el mismo patio de la vivienda se encontraba estacionado un coche marca Audi, dominio DRJ 856. Al ser requisado se constató que tenía el parabrisas, luneta y cristales blindados, al igual que los paneles de la puerta.
Ese revestimiento antibalas del vehículo se encuentra penado por infracción a la ley de armas, señaló el jefe policial que encabezó el procedimiento. El rodado además está registrado en Buenos Aires, se informó.
Mientras, en el interior del domicilio del ocupante del inmueble se secuestraron dos armas de fuego, un revólver calibre 22 y una escopeta. El individuo que reside en esa casa es oriundo de esta ciudad, y al cierre de esta edición se encontraba a disposición de la Justicia debido que se solicitaban ampliaciones del allanamiento.
En cuanto al botín de las costosas herramientas robadas el miércoles en San Antonio no se halló ninguna, pero el procedimiento anoche quedó sujeto a decisiones judiciales que se evaluaban a medida que se cumplían los secuestros.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico